ChacoInfo

Conmoción en Brasil: hallan carbonizado al embajador de Grecia

El embajador de Grecia en Brasil, Kyriakos Amiridis, fue asesinado en Río de Janeiro en un posible crimen pasional que implica a su esposa. La Policía pidió la detención de la mujer, de nacionalidad brasileña, y de su supuesto amante, un policía militar, por sospechas de que ambos están implicados en el asesinato.







El cuerpo del diplomático griego de 59 años fue encontrado calcinado dentro de un auto en la localidad de Nova Iguaçu, al norte de la ciudad de Río. Amiridis había sido reportado como desaparecido desde el lunes por su propia esposa. Ambos pasaban las vacaciones navideñas en una casa que la familia de ella tiene en Nova Iguaçu.

Las primeras informaciones apuntaban a que el embajador había salido de su casa en la noche del lunes en su auto de alquiler y no se le había vuelto a ver desde entonces. La región de Baixa Fluminense en el estado de Río, donde está ubicada Nova Iguaçu, es conocida por sus altos índices de violencia.

El caso dio sin embargo un giro, después de que varios medios reportaran que la División de Homicidios de Baixa Fluminense había encontrado rastros de sangre en un sofá de la casa donde se hospedaban Amiridis y su esposa.

Según Globo, el policía militar implicado confesó que había disparado al embajador después de una pelea y que sacó luego el cuerpo del lugar en el auto alquilado por Amaridis. Agentes policiales encontraron el vehículo quemado debajo de un puente.







El escenario barajado por las autoridades es que la mujer del diplomático tenía una relación amorosa con el agente de la Policía Militar acusado junto con ella y que ambos tuvieron el apoyo de dos cómplices en el crimen.

La desaparición del diplomático griego tuvo de inmediato repercusión internacional debido al supuesto vínculo con los problemas de inseguridad de Río de Janeiro.

En los últimos tiempos han aumentado los reportes sobre un incremento de la violencia en la metrópoli carioca, después de que se celebrasen los dos megaeventos deportivos que tuvieron como sede a Río, los Juegos Olímpicos de este año y el Mundial de fútbol de 2014. Amaridis, a cargo de la embajada griega en Brasilia desde enero, había vivido en Río de Janeiro entre 2001 y 2004 como cónsul de su país.

Noticias Relacionadas