ChacoInfo

Automovilismo fatal: Falleció el piloto chaqueño Juan Iglesias

Luego de tres semanas en grave estado, este sábado, pocos minutos antes de las 11 de la mañana, falleció Juan Iglesias.







El piloto, había sufrido un accidente el pasado 6 de abril, en la previa de la primera fecha del APAC en el Yaco Guarnieri. Su monomarca 128 se prendió fuego, y debido a las graves heridas, Iglesias no pudo recuperarse.

oras de profundo dolor invaden a la familia Iglesias, a Charata y el mundo del automovilismo. Juan Iglesias falleció esta mañana en el Hospital Alemán de Buenos Aires, donde estaba internado hace casi tres semanas.

Las complicaciones que fueron sumándose a su gravísimo estado, terminaron en este desenlace, en la mañana del sábado, a las 10.50, en el Hospital Alemán de Buenos Aires.

El accidente

Manuel Iglesias, su hermano, fue quien rescató a Juan del automóvil siniestrado. Una conjunción entre la fatalidad y muchas falencias en la seguridad del certamen, Iglesias permaneció casi cinco minutos en su auto, entre el fuego y el humo.







El fuego comenzó dentro del auto, cuando Iglesias transitaba por una curva, comenzó a mermar la velocidad, pero no pudo salir por sus propios medios, se pudo ver a Manuel pidiendo que reaccionen a banderilleros y demás.

Manuel Iglesias, relató así lo ocurrido. “A Juan la manguera le tira todo el tanque de nafta en el cuerpo. Paró Juanqui Polini, que estaba atrás y lo quiso rescatar y no pudo. Yo estaba mirando arriba de los boxes y cuando veo que el auto se empieza a prender fuego cada vez más, agarro la motito de Joaquín (NdR: sobrino de Juan Iglesias que también estaba corriendo). Me voy por la pista, doy toda la vuelta, imagínate todo lo que tardo y el auto seguía prendido fuego. Cuando llego veo que Polini estaba del lado Juan, que estaba desvanecido, y no se veía dentro del auto del humo que había. Me tiro de cabeza, y busco los cinturones y ya estaban desprendidos, el volante era que no podía sacar, y lo tire y lo saco”, y agregó “Los bomberos no tenían tabla, no tenían oxígeno, no tenían ambulancia. Lo que tenían de ambulancia era una Kangoo que le habían puesto sirena arriba, y no tenía nada”, agregó.

Tras pasar por el Sanatorio Guemes y el Hospital Perrando, Juan fue derivado al Hospital Alemán, en Buenos Aires, sus días fueron entre estables y complicados, siempre, dentro del estado crítico.

El martes pasado sufrió un paro cardiorespiratorio que le produjo muerte cerebral, y este sábado, cerca de las 11 de la mañana se confirmó su fallecimiento.

La vida en el mundo tuerca

Los Iglesias llegaron a Charata, un 4 de octubre del 2002, movidos, tal vez por el empuje agropecuario de la región, como muchos otros, pero en poco tiempo se hicieron parte de la comunidad. Susana, Juan Carlos, los mellizos Juan y Manuel, y Agustina.

La herencia tuerca, hizo que rápidamente se insertaran en una ciudad donde el deporte motor es muy especial, cuna de grandes pilotos. Fue, justamente con el Fiat 128, en el zonal, la primera incursión en el automovilismo de la zona. También corrió en Turismo Fiat Santafesino, y el Turismo Internacional. Pero, fue en el karting, donde Juan encontró su lugar: lugar que empezaría a compartir con su sobrino Joaquín (hijo de Manuel), como ya lo habían hecho su abuelo y su padre.

El periodista Osbaldo Martín, recuerda las horas previas de la vuelta de Iglesias al zonal, en su última nota para Diario Norte.

“Me llamó para decirme que el auto llevaría esta temporada los calcos de El Deportivo y Diario Norte, en agradecimiento al apoyo que siempre desde la prensa se le daba. Un día antes de irse a Resistencia me llevó al programa para sortear una gorra y una remera roja de Roly López (piloto del Turismo Nacional, en cuyo equipo trabaja). Se lo notaba ansioso, quería demostrar que estaba vigente”, contó el periodista.

Juan la peleó, la peló con la fiereza con la que manejaba, la peleó junto a su familia, como siempre peleaban todo, juntos, pero esta vez, no pudo. El dolor atraviesa a una sociedad que adopto a los Iglesias como una familia de la ciudad, a un deporte que forma parte de la rica historia de la región, y que en poco tiempo vuelve a despedir a un joven valor.

Hay otra parte que aún resta cerrar, la actuación de la justicia, en manos de quien está la causa del accidente y la muerte de Juan Iglesias, porque a la fatalidad la rodearon una serie de circunstancias que se pudieron evitar.

Fuente: (Diario Norte)



Noticias Relacionadas