ChacoInfo

Movió la Dama | Con la edicion de un libro que ya es un fenómeno editorial, Cristina movilizo a toda la clase política

El director de la editorial Penguin Random House, Juan Ignacio Boido,aseguró que llevan impresos más de 300.000 ejemplares de “Sinceramente” el libro de la expresidente Cristina de Kirchner convirtiéndose en un éxito editorial. “Desde hace 15 días un país habla de un libro. Es un fenómeno sin precedentes”, dijo.







El ejecutivo fue uno de los oradores de la presentación del libro.“Llevamos impresos más de 300.000 ejemplares”, anunció sentado al lado de Cristina ante un salón repleto en la Feria del Libro.

“Me sorprendió cuando la editorial me dijo que 30.000 sería un éxito”,afirmó Cristina durante su discurso en referencia al volumen de ventas de la actualidad. “Sinceramente, si querían acariciado el alma lo han hecho. Lo han logrado con creces”, completó.

Por su parte, la presidenta de la Fundación el Libro, María Teresa Carbano destacó: “Recibimos con enorme satisfacción que la autora de Sinceramente haya privilegiado la feria del libro para presentar este verdadero suceso editorial, que contrasta con la difícil situación que atraviesa nuestro sector”.







Es un hecho. El libro de Cristina Fernández de Kirchner es best seller. La cadena del libro formal, vale decir: las distribuidoras y librerías que comercializan libros nuevos, recibieron este fenómeno de ventas como un respiro ante la depresión económica.

De manera formal ya existen casi 200.000 ejemplares, así lo confirmaron los directivos del taller gráfico Arcangel Maggio: “las cinco ediciones, y las por venir, se realizan con nuestra impresora Timpson de origen inglés.

Una máquina similar, pero más nueva, se encuentra en Colonia, Uruguay, donde inauguramos una planta para abastecer a más países de la región”. En cuanto al fenómeno de la demanda aclaran: “creo que nadie esperaba tanta demanda, de hecho trabajamos 24 horas al día para entregar los libros, tan es así que el día que se habilitó al público la Feria del Libro, en la primera hora se vendieron 1.800 ejemplares en el stand de la editorial”.

Desde la empresa estiman que la proyección industrial de las reimpresiones puede llegar a un piso de 500.000 ejemplares en poco tiempo más.

Así es el mapa de las obsesiones de Cristina Kirchner: 165 veces Macri y 129 Clarín Desde el 25 de abril pasado, Sinceramente también se vende en librerías, algunos supermercados y a través de Mercado Libre, en este último se realizaron operaciones que rondan los 3000 libros.

Recién ayer, miércoles, se distribuyó en kioscos de diarios y revistas, movimiento que la casa editora Penguin Random House (PRH) realiza para aprovechar la resonancia de la presentación que se llevará a cabo hoy a las 20 horas. Para Ecequiel Leder Kremer de Librería Hernández: “Este fenómeno es comparable con la salida del Nunca Más.

Recuerdo que me traje en taxi 500 ejemplares desde Eudeba y cuando llego a la librería había una cola de 30 personas esperando. La diferencia es anímica. Los que vienen a comprar el libro de Cristina lo hacen con buen ánimo, se sacan fotos con las pilas de ejemplares, es un evento social. Tan es así que la primera entrega que nos hizo la editorial se vendió en cuatro horas.

En total llevamos vendidos unos 750”. Para Pablo Braun de la librería Eterna Cadencia (Palermo) y Estación Libro, con 4 sucursales de la que fueran La Boutique del Libro (Unicenter, Pilar, Nordelta y Adrogué): “Llevo vendidos 250 en Eterna, casi en esa cantidad en Nordelta, luego un poco menos en las otras dos sucursales de zona norte, no así en zona sur, ahí se nota la caída del poder adquisitivo. De todas formas, es un fenómeno de ventas, nunca antes nos pasó, tanto por la demanda como por la velocidad con la que se lo llevan.

Pan caliente. Así se puede llamar a este producto que despertó quejas por parte de las librerías de menor envergadura como en aquellas que son nuevas, y además, pequeñas. En una de las primeras, uno de sus vendedores señaló: “la editorial entrega ejemplares de a 100, o menos, muy por debajo de lo que pedimos y perdemos la posibilidad de venderlo. Y como no hay certeza de cuándo y qué cantidad nos entregarán tampoco podemos aceptar reservas”.

En cuanto a las librerías más pequeñas, como es el caso Despacho de Libros, Bulnes al 1800, de Pablo Fierro: “Sudamericana no abre cuentas corrientes a nuevas librerías, los nuevos tenemos que comprar a través de una distribuidora. Así tengas el dinero en efectivo para comprar 1000 ejemplares la editorial no te los vende.

Pero las distribuidoras carecen de ejemplares suficientes, el libro no está accesible para nosotros. La única forma que encontré para cumplir con algunos clientes es comprarlo en la Feria del Libro peleando un módico descuento”.

En redes sociales han circulado críticas al respecto, incluso algunas historias que rondan la estafa, pero nada de eso es comprobable, ¿o también llegaron las fake news a este mercado? Braun señala: “algunos llegan a preguntar por la primera edición, si no es la primera no la quieren, como si fuera un libro para coleccionar. En cuanto a la comercialización, la editorial lo envió en consignación, como siempre, y pagaré los libros vendidos en el plazo habitual”. La consignación es un método tradicional y sencillo: llegan los ejemplares, quedan en la librería, pasado un período la editorial y el librero cuentan los que quedan y el librero paga los que no están, los que se han vendido.

Según Leder Kremer: “la editorial privilegió a las cuentas corrientes que más actividad tienen con ellos, los que más le compran, con la consigna de que el libro resulte disponible en la mayor cantidad de lugares”.

Fierro cree que el libro se distribuyó de forma anómala, privilegiando la venta directa en la Feria del Libro: “es claro, la editorial tiene su propia librería y lo vende sin el descuento que le hace a las distribuidoras y librerías con las que trabaja, están haciendo caja. Incluso han hecho circular la versión que a partir del lunes próximo estarán disponibles los ejemplares suficientes para abastecer a todos.

Claro, el lunes termina la Feria y ya no hacen caja. De todas formas, recorriendo librerías el libro no está. Si tiraron 200 mil ejemplares y los distribuyeron, el libro estaría visible y hoy no lo ves en las mesas”.



Noticias Relacionadas