ChacoInfo

#8M en Resistencia | Miles de mujeres reclamaron igualdad y el fin de la violencia machista

Una multitud de  mujeres, integrantes de organizaciones sindicales, gran cantidad de sectores, movimientos sociales, militantes feministas e independientes le dieron un importante marco a la marcha realizada en el marco del Paro Internacional de Mujeres convocado para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.







Al igual que en cientos de ciudades de 57 países, con la consigna “#8M Paramos el Mundo” en la capital chaqueña se hizo sentir la voz de las mujeres en reclamo de reivindicaciones en lo político, social y cultural, buscando erradicar prácticas cuyo expresión más extrema es el femicio, con cifras que no dejan de crecer; pero que tienen su correlato cotidiano en el ámbito laboral y doméstico con múltiples manifestaciones degradantes para las mujeres. 

“Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven, abajo el Patriarcado, se va a caer; arriba el feminismo que va a vencer”, fue una de las consignas más escuchadas, junto al pedido por la urgente despenalización del aborto, que se cobra la vida de cientos de miles de mujeres cada año en la Argentina.

El paro y la movilización tuvo este año un inédito acompañamiento institucional como el decreto del Poder Ejecutivo provincial que estableció el asueto para las mujeres de la administración pública; el acompañamiento de la Municipalidad de Resistencia, que justificó la falta de las trabajadoras que concurrieron a la marcha; y el aval del Poder Legislativo para que sus empleadas puedan manifestarse.







Si bien las medidas fueron cuestionadas desde algunos sectores, básicamente desde los partidos de izquierda y las organizaciones sociales; la postura institucional dejó claro que las manifestaciones y reivindicaciones de este colectivo político con enorme potencial no pasan desapercibidas en las más altas esferas del poder.

Colorida marcha

Las manifestantes se reunieron en las inmediaciones de la intersección de la Avenida 9 de Julio y Las Heras, a partir de las 9 de la mañana, y allí conformaron las coloridas columnas que recorrieron el centro de la ciudad.

Los ejes del reclamo fueron la legalización del aborto, y el fin de todo tipo de la violencia machista que se expresa de manera atroz en los casos de femicidio, pero tiene su correlato en el ámbito laboral, con oportunidades desiguales entre hombres y mujeres; y en el doméstico, con tareas que recaen “naturalmente” en las mujeres.

Cerca de las 10:30, las manifestantes comenzaron el recorrido rumbo a la plaza central, donde estaba previsto realizar un gran acto con la lectura de un extenso documento elaborado por las distintas organizaciones, que resume los reclamos de las mujeres en todos los planos.

Al llegar a 9 de Julio y Güemes, una  importante columna conformada por mujeres de Partido Obrero, MCC, movimientos sociales, tomó por calle Frondizi y continuó por Juan B. Justo, para realizar un acto frente a la iglesia Catedral, donde reclamaron la sanción de la ley que permite la interrupción voluntario del embarazo.

Si bien el momento tuvo cierta tensión, por los antecedentes más cercanos, la situación se mantuvo dentro de los parámetros esperables, con cantos y baile, sin que se hiciera visible ninguna manifestación de violencia.

Luego, las manifestantes continuaron hacia la explanada de Casa de Gobierno, en Marcelo T. de Alvear y Mitre, donde esperaron al resto de la marcha para un acto conjunto que terminó por no concretarse. 

Juntas a la par

En tanto, el grueso de la manifestación, que congregó a las organizaciones que coordinaron la jornada en la Mesa del #8M; recorrió el tramo de 9 de Julio de Las Heras a Güemes haciendo visibles consignas como “Hoy paramos el mundo”, “Justicia por Maira Benítez” y “salario igual a la canasta familiar”; entre muchas otras.

Participaron de esta columna mujeres de distintos sindicatos docentes, trabajadoras de Poder Judicial, de la Administración Pública y del Poder Legislativo.

También militantes de colectivos feministas como Mala Junta o Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala), Unión de Mujeres En Lucha, colectivo Ni Una Menos y colectivos conformados al calor de este paro internacional como el Frente de Trabajadoras de la Comunicación; entre muchas otras.

Después de una breve pausa en 9 de Julio y Güemes, la  multitudinaria columna recorrió una vuelta completa a la Plaza 25 de Mayo para finalizar la actividad con la lectura del pliego de reivindicaciones consensuado y trabajado durante las últimas semanas.

Fin de la violencia

En el documento leído como corolario de la multitudinaria marcha, las mujeres aseguraron que la violencia institucional, mediática, simbólica, económica y laboral “siguen cobrándose” vidas en todos los espacio. 

En ese sentido, destacaron que de acuerdo a la investigación realizada por el observatorio de género Mumala, en Argentina se registraron  entre el 1 de enero y el 28 de Febrero del 2018, 47 femicidios, dentro de los cuales se relevaron tres femicidios vinculados de mujeres y niñas, tres vinculados de hombres y niños; y tres travesticidios en todo el territorio nacional.

“El Chaco no está exento de estas estadísticas macabras, que involucran directamente la desidia e inoperancia de un estado cómplice, por hecho u omisión, una justicia misógina y una fuerza policial participe, encubridora y ejecutante”, denunciaron.

Las organizaciones advirtieron, por otra parte, que marcharon contra la “situación de ajuste” que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri, “secundada por el gobierno provincial de Domingo Peppo” y se plasma en el empobrecimiento de los sectores populares y más vulnerables, la pérdida del poder adquisitivo de la AUH, el cese de las jubilaciones de ama de casa, sumado a los recortes de recursos destinados a políticas publicas específicas de programas de género, la reforma previsional, tributaria y la laboral.

En el mismo sentido, las mujeres reclamaron presupuesto para campañas de prevención, sanción y erradicación de la violencia, para centros integrales de atención a las víctimas, construidos y administrados por las propias mujeres, y que cuenten con contención y asistencia con profesionales.

En esa línea, hicieron un enérgico reclamo por el desmantelamiento de las redes de trata y explotación sexual, “que se llevan a nuestras jóvenes para ser utilizadas como mercancía y nos expone a la mercantilización de nuestros cuerpos, avalada por las más altas esferas del poder político, en complicidad con la justicia y las fuerzas de seguridad”.

Otro de los ejes de la marcha fue el pedido para que que se implemente la Ley 25.929 de parto respetado o humanizado. A la vez, las mujeres reclamaron el tratamiento “serio y responsable” y la aprobación de la Ley de Aborto Legal, Seguro y Gratuito, para poder “decidir sobre nuestros cuerpos”. 

“Exigimos a nuestros representantes en el congreso que acompañen la aprobación de este proyecto”, expresaron y reiteraron que el objetivo es lograr “Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. “Ni una mujer menos por aborto clandestino”, reiteraron.




Noticias Relacionadas