Caso Maldonado: piden la declaración de los gendarmes que estuvieron en el desalojo de los mapuches

El defensor federal de Esquel, Fernando Machado, miembros de la Pu Lof Resistencia Cushamen y la abogada de la familia Maldonado Verónica Heredia reclamaron al juez federal Guido Otranto que indague a los gendarmes y sus jefes que participaron del operativo del 1° de agosto en la comunidad mapuche.







Machado está cargo de la defensa oficial en el pedido de habeas corpus interpuesto por familiares de Maldonado -fue el primer funcionario judicial en plantear el caso como una desaparición forzada- en sintonía con la denuncia de la abogada Heredia, y los organismos de derechos humanos, carátula que la fiscal Silvina Avila aceptó modificar un mes más tarde.

Luego de la visita a Esquel del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, con quien Machado se reunió esta semana, el defensor le dijo a Télam que “sería esencial que declaren los gendarmes que participaron del operativo”.

A 40 días de la desaparición de Maldonado, Andrea Millananco, de la comunidad mapuche, también reclamó que se indague a los uniformados y los comandantes de los escuadrones 36 de Esquel, 35 de El Bolsón y 37 José de San Martín.







“Hay que sentar a Gendarmería en el banquillo, es lo único que falta, que declaren los jefes y los gendarmes que participaron de la desaparición de Santiago. Nosotros, la comunidad, y la familia ya aportamos todo lo que teníamos para aportar, pero todos hablan de hipótesis sin profundizar lo que más pruebas tiene, que es la desaparición forzada”, señaló a la agencia oficial Télam. Millananco es la pareja de Facundo Jones Huala, lonko (autoridad máxima) de la comunidad mapuche de Cushamen, preso en Esquel por un pedido de extradición de Chile.

Machado agregó que “cuando se les cayó la hipótesis del puestero -tras las pruebas de ADN y de quien se dijo que habría herido a Maldonado el 22 de julio- empezaron a ver cómo acomodan el caso. Y cuando apareció el contundente testimonio de Matías Santana, quien vio cómo detenían, golpeaban y se llevaban a Santiago, empezaron a desacreditarlo”.

“Mientras la sociedad presiona porque no les cree, los grandes medios replican la mentira del gobierno, y todos nos subestiman. Dicen que no tenemos binoculares, que se perdieron. Tenemos varios binoculares, los usamos siempre porque somos permanentemente hostigados, y las distancias en el campo son grandes y no hay otra forma de manejarse. También es mentira que los que usó Matías se hayan perdido”, señaló Millañanco. Esta semana, fue el propio Santana quien señaló en sede judicial que los habría perdido.







A su vez, la abogada Heredia destacó el “contundente testimonio de Matías, que vio claramente a tres gendarmes mientras golpeaban a Santiago, escuchó ‘tenemos a uno’ y lo subieron a un Unimog, con el que lo llevaron a la ruta 40 para pasarlo a una camioneta blanca”.







Noticias Relacionadas