ChacoInfo

Cayo la Sesión que debía tratar la modificación de la ley de Contaduría y Tesorería

El tercer llamado de la titular de la Cámara de Diputados, Élida Cuesta, no reunió el quórum necesario de los propios para dar inicio a la sesión legislativa. El tratamiento del primer punto, sobre la modificación de la Ley orgánica de Contaduría y Tesorería, habría sido el detonante del fracaso del debate parlamentario.







Desde Cambiemos argumentaron que su ausencia en el Recinto legislativo se debió a una reunión que mantenían con el jefe de la bancada justicialista, Hugo Ságer, en su interbloque, por una alteración del Orden del Día y por la fecha probable para la interpelación de la ministra de Educación, Marcela Mosqueda. Pero también se respaldaron en el hecho de contar, el oficialismo, con quórum propio.

Las diferencias para avanzar en el tratamiento del primer punto, se dieron de hecho dentro de las filas del Justicialismo.

Al menos así lo reconocieron varios diputados que plantearon en off sus desacuerdos con el proyecto original del diputado Daniel Trabalón, y el que se unificaría de autoría de Juan Manuel Pedrini. No así con una Ley de Desenganche para el sector.

La iniciativa legislativa del Frente Grande, establece que la remuneración básica del Contador General y el Tesorero General de la Provincia, será igual a la remuneración que percibe el Procurador General del STJ, en concepto de sueldo básico, compensación jerárquica y “similar que conforme la retribución básica de tal cargo”.







En coincidencia, el del justicialista Pedrini plantea que la remuneración básica sea a partir del 1° de octubre, para el contador General y del tesorero General, la que se actualizará con los incrementos del escalafón General del Poder Ejecutivo.

Aunque, en este caso, la iniciativa también está sujeta a habilitar al Ejecutivo a la designación de personas en los altos cargos de Contaduría y Tesorería de la provincia.

Entre tanto, fuera del Recinto legislativo, los trabajadores del organismo esperaron desde temprano por el tratamiento del proyecto de ley original 5764 de 2017, de autoría del diputado Trabalón, al que se le acumularía la iniciativa del justicialista Pedrini.

En principio el descontento de los trabajadores se vinculó a la falta de autorización que les impidió el ingreso para presenciar el tratamiento de la normativa que esperan “hace dos años y 10 meses”. Aunque posteriormente, el fracaso de la sesión profundizó el malestar.

Carlos Barreto, dirigente de la Asociación de Contaduría y Tesorería General, explicó que la iniciativa original es un texto acordado conjuntamente con el Ministerio de Hacienda, que plantea una cuestión central en la base salarial del sector.

En tanto que la del diputado Pedrini, sigue la misma línea y agrega “una cuestión institucional sobre cómo se designan nuestros funcionarios”.

El dirigente, recordó que el área se mantenía en asamblea permanente, “sin atención al público”.  “Como lo dijo el ministro de Hacienda (Cristian Ocampo) esta es una cuestión de urgencia legislativa. Nosotros somos los organismos que controlamos el funcionamiento de los tres Poderes del Estado”, aseguró.

Al término de la jornada, expresó su “disconformidad” con el fracaso de la sesión y consideró que “es faltarle el respeto al pueblo, más que a nosotros como empleados de Contaduría y Tesorería”.

“Estábamos confiados en que iba a salir, y seguramente vamos a continuar la medida de fuerza, no nos queda otra”, adelantó el dirigente; y explicó que definirán los pasos a seguir el próximo lunes.



Noticias Relacionadas