ChacoInfo

Condena firme | Tres años de prisión en suspenso para policías de la Comisaria 4ta., por el delito de vejaciones y encubrimiento agravado

La Sala Criminal y Correccional del Superior Tribunal de Justicia rechazó un recurso de casación y dejó firmes las condenas de los oficiales subayudantes Abel Gómez y Facundo de la Fuente, ambos de la Comisaría 4ª de Resistencia, por los delitos de vejaciones y encubrimiento agravado, respectivamente.







Así, ambos deberán cumplir una condena de prisión en suspenso de tres años más el doble de años de inhabilitación especial por vejaciones contra una militante del Partido Obrero en diciembre de 2012.

La sentencia,  fue dictada el 29 de octubre pasado y lleva las firmas de la ministra María Luisa Lucas, presidenta de la Sala Penal, y de su par Emilia Valle. Confirmó así la sentencia dictada, el 20 de abril pasado, por la jueza María Susana Gutiérrez, de Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional.

El 29 de diciembre de 2012, en horas de la noche, Daniela Romero, militante del PO, se presentó en la Comisaría 4ª para exigir que a su hermano, que se encontraba detenido en esa dependencia (y que era constantemente perseguido por funcionarios policiales de esa Comisaría), se lo incluyera en algún tipo de tratamiento de desintoxicación de sus adicciones.







En ese momento, fue atacada por el oficial Gómez quién se negó a tomarle la exposición, la tomó violentamente del brazo y lesionándola en las muñecas al esposarla. Luego, la llevó a la cocina, y en presencia de su par De la Fuente le propinó un golpe en su rostro con el revés de la mano.

Tras conocerse la sentencia, Daniela Romero aseguró que la confirmación de la condena contra los policías torturadores “es una gran lucha ganada desde las calles”.

En ese sentido, recordó que “cuando nadie me escuchó y aún me quedaban las marcas de las torturas, mis compañeros me abrazaron y me acompañaron, para que hoy pueda decir que sobreviví y que no hay muchos casos de policías que llegaron a juicio con condena con víctima viva”.

“Por todos esos pibes torturados por la represión del Estado, a manos de la policía que no denuncian o que las denuncias son encajonadas por jueces y fiscales esta condena es de todos. Dos HDP menos en las calles torturando. A mis compañeros del Partido Obrero que cada decisión que tome la acompañaron. Y a todas las organizaciones que nos siguieron en este camino contra la impunidad. Queda una última instancia de apelación para ellos. La Suprema Corte De Justicia y a mí me dejaron las marcas del camino correcto. Porque no me doblegaron”, sostuvo.



Noticias Relacionadas