ChacoInfo

El agua da una tregua y mejora la situacion en Barranqueras y Vilelas

El igual que en las zonas más críticas de la capital chaqueña, luego de varias horas sin nuevas precipitaciones, fundamentalmente a partir de la tarde del jueves y toda la jornada de ayer; la situación comenzó a mejorar paulatinamente en las comunas vecinas del área metropolitana.







Si bien la evaluación de las intendentas de Barranqueras y Puerto Tirol tuvo algunas diferencias.

 

PUERTO-TIROL.jpg
Lentamente, el agua comenzó a escurrir ayer en algunos puntos críticos de la localidad de Puerto Tirol. (Foto: Gisela Miño).

TIEMPOS DISTINTOS

La jefa comunal de la ciudad portuaria, Alicia Azula, explicó ante la consulta de NORTE que “el agua va escurriendo en las zonas más críticas, pero no con la celeridad que a uno le gustaría, y que sería perfectamente viable si se hubiesen hecho los trabajos a tiempo”. “Hemos articulado acciones con la Provincia pero la bomba que necesitamos en “María Cristina” todavía no están en funcionamiento”, ejemplificó.

Después de tener “casi toda la ciudad bajo el agua”, tal como lo había descripto la intendenta horas después del fenómeno climatológico que azotó el área metropolitana, ayer la situación seguía siendo crítica en lugares sensibles como en la cuenca de “María Cristina” y en la intersección de Asunción y Gaboto. “Necesitamos que la gente de la APA monitoree permanentemente las estaciones de bombeo, porque de lo contrario el trabajo no es eficaz”, indicó.







En ese marco, Azula apuntó que “vamos a tratar de salir lo más rápido posible de esta situación y después nos deberemos una charla”.

Además de los mencionados, la ciudad portuaria tenía ayer puntos críticos en Villa Rossi, en Plaza Sarmiento, en UCAL; y en la zona norte en general. A la vez, permanecían evacuadas hasta el cierre de esta edición unas 400 personas.

ALIVIO RELATIVO

“Estamos más aliviados, de hecho estamos caminando sobre las vías del tren que funcionan como una suerte de defensas para el agua de lluvia que viene del campo”, explicó la intendenta Claudia Gronda, en declaraciones a Radio Libertad.

La jefa Comunal apuntó no obstante que había “un mar de agua” por escurrir, y por otra parte preocupaba el nivel del río Negro, que llegó “a 20 metros de la entrada de la iglesia”. “Desde el año 1986 no se veía algo así”, advirtió.

En Tirol, los evacuados hasta ayer eran unas 65 personas, pero al menos otras 40 se vieron obligadas a refugiarse en las viviendas de sus familiares.

Respecto del trabajo con la Provincia, Gronda se mostró satisfecha por la asistencia y la predisposición mostrada por el gobernador, Domingo Peppo, quien recorrió la localidad; pero destacó fundamentalmente “el comportamiento de la comunidad”.



Noticias Relacionadas