ChacoInfo

Embargan cuentas del INSSSEP después de que Francesca vuelve a perder su turno para ser operada en Boston

Los recursos de la obra social INSSSEP nunca aparecieron, a raíz de ello, Francesca, la niña chaqueña que se encontraba en Boston (Estados Unidos), perdió nuevamente el turno pactado para ser internada e intervenida quirúrgicamente tras padecer una delicada cardiopatía.







El caso de Francesca Molnar salió a la luz en 2017, tras conocer a la niña que transitaba una cardiopatía congénita, y por la cual su familia necesitaba una suma millonaria para trasladarla a Boston y así efectuarle la correspondiente operación. El suceso tuvo un final felíz, ya que se logró trasladar a la niña, efectivizando su operación gracias a la solidaridad de la gente, quien contribuyó con fondos para dicho fin.

Sin embargo este año, Francesca atravesó nuevamente una difícil situación en la cual precisaba una segunda cirugía, sumado al hecho de que su obra social no la cubría.

En ese entonces y ante la falta de respuestas de la obra social, la familia recurrió a “una medida cautelar”, un recurso de amparo de salud que la Jueza Patricia Alejandra Sa rechazó.

Finalmente, luego de idas y vueltas tanto con la obra social como con la justicia, los padres de Francesca, Molnar Edgardo y Alderete Gabriela había logrado-antes de viajar- que la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial ordenara al Instituto cubrir el costo de atención de la nena en el centro médico norteamericano.







Cabe resaltar que existe un plazo de seis meses a un año para realizar la intervención  a Francesca, según había declarado en mayo de este año, la mamá. Comentando que “después de ese lapso las condiciones de Fran no serían las óptimas para realizar la intervención”.

Tras el fallo de la Cámara a su favor y con la esperanza latente de ver a su hija fuera de peligro, los padres de Francesca viajaron hasta Boston, donde aguadaron, en vano, que el INSSSEP acatara la medida judicial.

El tiempo corre, ya no son seis los meses, sino dos y el problema cardiaco congénito que padece va evolucionando, por lo que la niña podía ya no estar en condiciones de ser intervenida quirúrgicamente.

Agotadas las instancias, y no habiendo dado cumplimiento a la sentencia dictada por la Cámara de Apelaciones, El Juzgado del Menor de edad y la Familia N°2, solicitó el embargo sobre los fondos y cuentas existentes del Instituto hasta cubrir la suma de 278.8864 dólares, para la operación de Francesca.

Con un aliento de esperanza, Gabriela comentó “si depositan el dinero nos reprograman para dentro de una o 2 semanas”, a la espera de recibir los fondos necesarios para que su hija vuelva a casa.



Noticias Relacionadas