ChacoInfo

En lucha contra la Ley de Educación Sexual Integral, la Intendente de Barranqueras Alicia Azula, reconoció que “le dolería” tener un hijo homosexual

La intendendenta de Barranqueas y una de las abanderadas en el Chaco de la campaña en contra de la reforma a la Ley de Educación Sexual Integral, Alicia Azula, reconoció que “le dolería” tener un hijo homosexual y afirmó que no es “una hipócrita” que quiere “quedar bien con la comunidad gay”.







Lo dijo tras referirse a las declaraciones homofóbicas del flamante presidente ultraderechista del Brasil, Jair Bolsonaro.

En medio de la discusión por la reforma de la Ley de Educación Sexual Integral, en la cual se incluye a la diversidad de género entre los contenidos, una de las abanderadas de la campaña antirreforma en el Chaco, la intendenta de Barranqueras, Alicia Azula, realizó polémicas declaraciones que apuntaron contra la comunidad homosexual.

En diálogo con Radio Libertad, la jefa comunal reconoció que se sentiría “dolida” si supiera que uno de sus hijos es homosexual y defendió su postura al señalar que no es “hipócrita”.

Se asumió como “retrógrada” y dijo que su postura tiene que ver con la forma en que se crió.

“Los argentinos tenemos que blanquear cuál es el país que queremos”, dijo la intendenta en declaraciones a Radio Libertad. “Y voy a poner un ejemplo del presidente (electo) del Brasil (el ultraderechista, Jair Bolsonaro), donde se lo cuestionaba por sus declaraciones







. Y una de esas declaraciones él decía que prefería tener un hijo muerto a uno homosexual. Parecieran ser declaraciones fuertes y de otra época, pero yo creo que ningún padre, por lo menos de mi generación y un poco menos… Yo después de tener cuatro hijas mujeres, mi ideal de hijo no es que venga y diga ‘mamá, soy homosexual’. Por supuesto que lo voy a querer y contener. Y que no lo quiero ver muerto”, dijo.

“Pero lo cierto es que sería totalmente hipócrita de decir que me da lo mismo decir que mi hijo sea heterosexual u homosexual. Entonces, en esa hipocresía por quedar bien con la comunidad gay o porque es políticamente correcto, está bien decir que no me dolería tener un hijo que fuera homosexual. Me dolería porque no es el ideal y no es la construcción que yo mamé. Lamentablemente mi generación tiene otros parámetros culturales. Otra impronta”, indicó.

De todos modos, reconoció que es una “retrógrada” y sostuvo que “tampoco sería feliz si veo a mi marido planchandose una camisa. Porque no está dentro de mi estructura y mi esquema. Sin embargo, hoy veo que mi yerno y mi hija comparten tareas en la casa y son felices”.

Fuente: (Radio Libertad  – Chaco Dia Por Dia)



Noticias Relacionadas