ChacoInfo

Escándalo Supremo | Lorenzetti le envió una carta al nuevo presidente de la Corte: “Lamento muchísimo semejante mediocridad”

El Ministro y también miembro de la Corte, Ricardo Lorenzetti contesto a su colega, mediante una carta luego de que su sucesor, y actual titular de la Corte Suprema de Justicia, lo acusara de haber desmantelado el Centro de Información Judicial. “El clima de tensión, de temor, de amenazas telefónicas, de falta de respeto de los derechos del trabajador generó la paralización momentánea”, contestó.







La llegada, por decreto del presidente Mauricio Macri, de Carlos Rosenkrantz al máximo Tribunal de Justicia, un juez muy cercano al Grupo Clarín llegó cargado de polémica que, un mes después vuelve a encenderse.

Es que ayer el flamante titular de la institución responsabilizó, por medio de una resolución, a su antecesor de haber dejado acéfala y sin personal suficiente la Secretaría de Comunicación de la Corte y haber puesto en riesgo la continuidad operativa del Centro de Información Judicial, el organismo que difunde los fallos y las noticias judiciales.

De esta manera, según Rosenkrantz, Lorenzetti comprometió sus “trascendentes objetivos”.

Pero Lorenzetti salió a responderle y lo hizo por medio de una carta que le envió este martes.

“Lamento muchísimo semejante mediocridad pero, estando en juego el prestigio de la institución, me veo obligado a contestar”, escribió y continuó: “En el día de la fecha me ha sorprendido su resolución número 3018 que ha publicado con ribetes de escándalo, algo que nunca ha sucedido en los últimos años y propio de épocas que hemos querido superar”.







Aseguró Lorenzetti: “El clima de tensión, de temor, de amenazas telefónicas, de falta de respeto de los derechos del trabajador y de la persona humana, así como de los procedimientos internos de la Corte, fue lo que generó la paralización momentánea”.

El escrito continúa: Hace muy pocos días, Usted se apersonó en el despacho de la Secretaria de Comunicaciones efectuando expresiones que contrarían las directivas de la política de Estado en materia comunicacional, proponiendo una suerte de privatización del Centro de Información Judicial (CIJ)”, señala.

“Ante la respuesta de que eso debía ser decidido por la Corte, y no sólo por la futura presidencia, hubo expresiones que se apartan notoriamente de los criterios de respeto que se le deben a un Secretario de Corte (que tiene el rango de un juez de Cámara), de la política de género y protección de la mujer que la propia Corte lleva adelante, y de la independencia que se le debe a un periodista profesional”, precisó y siguió: No hay ninguna razón para este tipo de medidas autoritarias, sorpresivas, que no fueron habladas entre los ministros, que provocan un escándalo que no hace nada bien al tribunal”.

Lorenzetti concluye que “la presidencia no es un área personalista y concentrada, sino descentralizada y participativa”.



Noticias Relacionadas