Categorias

Sin lugar para los «vivos» | Imputaron al Pastor Giménez por ofrecer alcohol en gel a cambio de $1.000

Compartir en mis redes:

El evangelista fue grabado intentando vender alcohol en gel «para vencer a la crisis del coronavirus y a la misma muerte» en una iglesia evangelista.

Tras el polémico video que trascendió en el que el Pastor Giménez ofrece a sus fieles alcohol en gel «para vencer a la crisis del coronavirus y a la misma muerte» a cambio de $1.000 en una iglesia evangelista, la Fiscalía General de la Ciudad de Buenos Aires imputó al «predicador» por el hecho. «Hacen de esta situación un panorama para aprovecharse de la gente, es lamentable», comentó el fiscal general de Capital Federal, Juan Mahiques, en diálogo con TN. En esa línea, aseguró que el pastor «ya está imputado a raíz de una denuncia que se realizó vía web en donde lo acusan no solo de la venta de alcohol en gel con supuestos efectos sanadores o milagrosos, sino también distintas prendas, como remeras y otras cosas que también tendrían el mismo efecto».

En el video se lo escucha a Héctor Aníbal Giménez ofrecer a uno de los fieles de la iglesia el alcohol en gel: «El pastor me va a ungir proveer de alcohol en gel, con nardo puro. ¿Qué voy a poner en tu mano? Alcohol en gel con nardo puro. Hermano, vas a estar listo para vencer la crisis, vencer el coronavirus y vamos a vencer a la misma muerte». «Me gustaría poder conseguir alcohol en gel para todos ustedes. Tengo para poner alcohol en gel en las manos de todos ustedes. Pero tengo sólo 12 de estos (frascos). Yo quiero que con esos 12 representes a tu familia, a tu barrio, a los que puedan hacer un pacto. Nos tienen que ayudar», siguió. «Esperen un segundo, porque si venís acá es porque vas a dar mil pesos», expresó en el video que rápidamente se viralizó.

Tras las varias críticas que sufrió, el Pastor Giménez dialogó con el conductor Jorge Rial en su programa Intrusos y realizó su descargo: “Soy pastor y no soy ladrón. Lo que hace a un pastor es la capacidad de ayudar y contener a la gente, hacerlos crecer espiritualmente”. «Eso está sacado de contexto. Fue en una reunión de dos horas donde están mis discípulos. Es un pacto, del lenguaje de nuestra iglesia, para que vaya adelante, porque mantenemos nuestra fe entre todos», expresó. En ese sentido, continuó: «No estábamos viendo alcohol en gel. Yo en esa reunión estaba dando la opción del nardo puro. Y los cristianos saben que María ungió a Jesús con nardo puro a Jesús, cuya muerte era vencer al pecado y resucitar». «Cuando terminan nuestras reuniones, todos los miembros de nuestra iglesia ofrendamos con alegría y damos nuestros diezmos con obediencia. Todos los que aman la iglesia, aman a Dios, no están obligados a dar. Es voluntario”, indicó.

«Tengo que dar el ejemplo a mi gente de que hay usar el alcohol y mantenerse limpios. Nuestra iglesia, por ejemplo, junta a miles, pero ahora estamos haciendo reuniones cortas y con todos separados», señaló. «Profetizo lo que va a pasar, y mi fe me hace creer que la Argentina, por la protección de Jesús que se mete en la gente con su bendición, que vamos a ser el país menos dañado por el virus», manifestó. Por último, comentó: «Yo no soy un improvisado, predico la palabra de Dios desde 1975. Soy pastor y no tengo subvención del Estado como la Iglesia Católica. Tenía el mandato de llegar a un millón de familias y ustedes me lo han permitido. El Pastor Giménez predica la palabra de Dios y no vende alcohol en gel». Por su lado, tras observar el descargo del Pastor Giménez, el fiscal general de Capital Federal señaló: «Vi el descargo que hizo, un poco confuso. Es un proceso que recién inició y no quiero dar demasiados detalles. Esto recién comienza, fue imputado formalmente. Todavía tiene la presunción de inocencia así que no tiene ningún impedimento de volver a realizar otra de estas ceremonias».