ChacoInfo

La misteriosa nube negra que «ha apagado el Sol» en Siberia durante tres horas

El pasado 20 de Julio, entre las 11 de la mañana y las dos de la tarde, hora local, algo muy extraño sucedió en varias localidades situadas en el norte de la República Rusa de Yakutia.

Y es que, según numerosos testigos y varios informes de la prensa local, el Sol se oscureció de forma inexplicable durante tres horas, dejando a la población de los distritos de Eveno-Bytantaysky y Zhigansky en medio de una ominosa oscuridad y con una sensación que pasaba del asombro al terror.



Situada en plena Siberia, Yakutia es uno de los lugares más fríos del mundo, con inviernos de siete meses (entre octubre y abril) en los que el astro rey apenas si brilla dos horas al día.

Pero en julio, lo normal en esta parte del mundo es todo lo contrario, ya que el Sol permanece en el cielo durante 20 de las 24 horas diarias.

Por eso, los habitantes de la región no supieron qué pensar cuando el pasado 20 de julio vieron cómo a media mañana un espeso manto oscuro caía sobre ellos y les dejaba completamente a oscuras durante tres horas. Un tiempo que debió de parecerles interminable.

Varias fotografías enviadas por vecinos de las localidades afectadas mostraban un tenebroso panorama en el que las negras sombras de árboles y edificios se proyectaban contra un cielo convertido en una neblina rojiza. 



Para colmo, los testigos dijeron también que el aire parecía estar cubierto por una sucia neblina de polvo negro. «Era imposible estar en la calle», afirmaron varios vecinos a la web de noticias Sakha Daily.

Otros lugareños explicaron cómo sus casas se habían vuelto negras de repente, o cómo el misterioso «smog» había convertido el agua de los barriles en barro y cubierto por completo varios lagos cercanos con una capa negra que no dejaba ver su superficie.

El humo negro

El diario The Siberian Times, sin embargo, apuntó a un «culpable» mucho menos diabólico de lo que la gente pensaba: las densas nubes de humo negro procedentes de los numerosos incendios que durante las últimas semanas han asolado los bosques alrededor de Yakutia.

Entre el 5 y el 9 de Julio, una enorme columna de humo liberada por una serie de incendios forestales siberianos viajó a través de medio mundo, cruzando Alaska y el centro de Canadá
Entre el 5 y el 9 de Julio, una enorme columna de humo liberada por una serie de incendios forestales siberianos viajó a través de medio mundo, cruzando Alaska y el centro de Canadá – NASA Earth Observatory

De hecho, tal y como nos recuerda el Observatorio de la Tierra de la NASA, Siberia está en plena estación de incendios, y cientos de fuegos han arrasado, desde el pasado mes de mayo, miles de hectáreas de bosque siberiano.

A pesar de que la mayoría de estos enormes fuegos se encuentran a varios cientos de kilómetros de las dos ciudades «eclipsadas», el humo y los aerosoles liberados durante los incendios han sido rastreados alrededor de medio mundo.

En particular, una serie de incendios desencadenados el pasado 3 de julio produjeron una nube de humo tan masiva que logró viajar, en solo 11 días, a más de 8.000 kilómetros de distancia, pasando por el noreste de Rusia, a través de Alaska y llegando hasta el centro de Canadá antes de comenzar a debilitarse.

Según los científicos de la NASA, las nubes de humo de esta densidad y tamaño pueden ensombrecer fácilmente la tierra que sobrevuelan, y llenar el aire con gases contaminantes.

Así que, aunque no existe aún una confirmación oficial, bien podría ser ésta la causa del súbito oscurecimiento del Sol en Yakutia.

Probablemente, durante los próximos días tendremos una explicación oficial sobre lo sucedido.



Noticias Relacionadas