“Por lo menos, en el peor de los casos descartando la intensionalidad, hubo un dolo eventual, porque (el autor del disparo) no podía ser otra cosa que representarse que si está jugando con un arma podía ocasionar una muerte”, explicó Canteros en declaraciones a La Radio.

El Procurador comentó además que hay un testimonio clave que confirma que quien presionó el gatillo estaba jugando con el arma.

“Un testigo presencial del hecho ya prestó declaración testimonial”, señaló.







“Para la fiscal (Ana Graciela González de Pacce) esta es una causa muy sencilla. Me dijo que en muy poco tiempo va a estar en condiciones de hacer el requerimiento de elevación fiscal a juicio”, sostuvo Canteros y remarcó que las armas de la policía “no se disparan solas”, es decir que está casi descartado que la pistola se haya accionado al caerse al piso o por una acción similar.

Juan Alfredo Benítez tenía 32 años y era cabo primero de la policía del Chaco. El miercóles por la tarde, mientras estaba de guardia en la comisaría 12ª de Resistencia, recibió un disparo en el pecho.

El autor del mismo fue su propio compañero. Murió pocos minutos después. Ahora se trata de establecer si la muerte de Benítez fue intencional o un accidente.

El hecho fue alertado a las 17.20, según informó la policía en un comunicado. “Se tomó conocimiento que en las instalaciones de la Comisaria Duodécima de Resistencia un efectivo policial sufrió una herida de arma de fuego, estableciéndose que se trataba del Cabo Primero Juan Alfredo Benitez de 32 años, el cual se encontraba en la mencionada unidad y por causas que se tratan de establecer fue herido por un disparo de arma de fuego por otro empleado policial en la misma comisaria, este último cumpliendo la función de comandante de guardia”, indicaron desde la fuerza.

“Inmediatamente una ambulancia arribo al lugar y traslado al suboficial hasta el hospital Perrando, donde fue examinado por el doctor González quien le diagnostico ‘Herida de Arma de fuego en Tórax’.

Lamentablemente alrededor de las 18:40 horas, los médicos informaron que el empleado policial falleció a causa de las lesiones sufridas”, añadió el comunicado.

El autor del disparo quedó detenido imputado por el delito de “supuesto homicidio”. La causa penal quedó a cargo de la fiscal Ana Graciela González de Pacce, quien solicitó la intervención del Personal del Gabinete Científico del Poder Judicial, Fiscalía de Derechos Humanos y Órgano de Control Institucional (OCI).




Noticias Relacionadas