ChacoInfo

Pronostico: el año nuevo llegaría con muy altas temperaturas, lluvias y tormentas fuertes

Desde APA, anticiparon las perspectivas meteorológicas para los próximos días.

En la que confirmaron la llegada de las precipitaciones para después del mediodía del domingo. Altas temperaturas máximas.







El meteorólogo de la Administración Provincial del Agua (APA), Julio Ríos, anticipó la posibilidad de lluvias y tormentas para el domingo 31 después del mediodía, con probabilidad de tormentas fuertes que podrían ocasionar intensa actividad eléctrica, abundante caída de agua y granizo principalmente para la región del centro, suroeste y noroeste del Chaco de cara al último fin de semana del 2017.

Por esto. desaconsejó actividades al aire libre teniendo en cuenta que esta fecha reúne a las familias en una cena que podría planearse en patios y jardines.

En cuanto a la temperatura según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) se esperan mínimas de 22 ºC a 23 ºC y máximas de 40 ºC a 42 ºC como en el caso de mañana. A pesar de que la previsión indica máximas muy elevadas, lo que se traducen en días extremadamente calurosos, el especialista local explicó que aún esto no se considera como ola de calor, ya que para que esta situación se genere deben producirse sucesión de tres a cuatros días donde la temperatura mínima no baje de los 25 ºC y 26 ºC.

Esto quiere decir que a pesar de los días calurosos que se registraron últimamente y los que se esperan en lo inmediato, durante la noche la temperatura desciende y genera alivio. Otro factor que indicó es la baja humedad que se viene registrando durante estos días lo que hace más soportable el clima. No obstante anticipó que después de la primera semana de enero, se podrán generar estas olas de calor que son habituales en la provincia, y la presencia de tormentas severas.

Ríos explicó que hoy y mañana en la región el tiempo tendrá similares condiciones a las que se registró ayer, «es decir con nublados frecuentes en gran parte del día, con nubosidad, caluroso húmedo, con probabilidad de chaparrones débiles y vientos prevalecientes del sector noreste, y van a continuar las máximas elevadas por encima de los 32 ºC o 33 ºC, eso es para lo que nos queda del viernes -hoy- y sábado -mañana-», indicó.







«Para el domingo tendríamos aumento de nubosidad, y ya después del mediodía probablemente comience a ingresar a la provincia por el sector sur y suroeste un área con lluvias y tormentas. Este fenómeno se va a ir desplazando hacia el norte y noreste y en su trayectoria puede ir generando mayor actividad de tormentas, algunas pueden ser muy intensas, y también pueden desarrollar abundante cantidad de agua, especialmente en la zona centro suroeste y noroeste del Chaco», describió el meteorólogo. «La mitad del domingo desde el mediodía hacia adelante estaríamos con condiciones de mal tiempo con lluvias y tormentas y dentro de esa condición es probable que en algunos sectores de la provincia haya tiempo severo que quiere decir que las tormentas pueden ser muy fuertes, con mucha actividad eléctrica y ocasional caída de granizo además de la posibilidad de abundante precipitación de agua en sectores puntuales, esa es la perspectiva del domingo con el ingreso de todo este sistema», detalló. «Luego tendríamos cambios de viento hacia el sector sur y un descenso de la temperatura, no muy marcado», añadió. 

Teniendo en cuenta las celebraciones por año nuevo, como las cenas familiares o los bailes, Ríos sostuvo: «Justamente el domingo que sería el último día del año las condiciones no estarían para que la tarde noche se puedan realizar actividades al aire libre, al contrario habría que ir tomando precauciones porque si bien todavía es una perspectiva a tres o cuatro días hay posibilidad de que se desarrolle este tiempo severo con fuertes tormentas con mucha actividad eléctrica y ocasional caída de granizo, principalmente en la zona centro, suroeste y noroeste del Chaco», reiteró y alertó.

En cuanto a las perspectivas para la temporada estival en general, el especialista de la APA señaló: «Se va a presentar dentro de valores normales, con temperaturas más altas y lluvias dentro de lo normal, con algunos sucesos puntualmente por encima de los promedios». 

Con respecto a las olas de calor, el meteorólogo reconoció que «son clásicas en la temporada de verano», pero explicó que «para que haya una ola de calor tienen que sucederse varios días en los que la temperatura mínima, no la máxima, no baje de 25 ºC o 26 ºC, no es la situación que hemos tenido estos días», reconoció. «Si bien hemos tenido altas temperaturas máximas, cuando baja la temperatura después del atardecer y durante la noche, lo hace lo suficiente como para que no se establezca una ola de calor, no fueron altas las mínimas, no estuvieron constantemente por encima de los 25 ºC», aclaró. 

Asimismo en el informe semanal que publica el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) sobre ocurrencias de eventos de alto impacto señalan respecto a la situación hidrológica que no se registran alturas hidrométricas superiores a los niveles de alerta.

Mientras que en cuanto al pronóstico (válido al 01 de enero de 2018) indican que un centro de alta presión situado sobre el océano Atlántico da lugar a vientos del sector norte sobre el centro y norte del país.

A partir del fin de semana se espera el ingreso de un sistema frontal desde la región patagónica que se desplazará hacia el norte del país, tomando características de estacionario hacia el lunes 1.

De acuerdo a lo descripto anteriormente se espera la ocurrencia de precipitaciones: entre el jueves 28 y viernes 29 en el norte de Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Chaco, Formosa, norte de Corrientes y Misiones, con mejoramientos temporarios.

Entre sábado 30 y domingo 31 en centro y norte de La Pampa, este de Mendoza, San Luis, este y noroeste de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, este de La Rioja, Córdoba, este de Catamarca, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones, con valores de precipitación acumulada entre 50 y 70 mm, pudiendo ser superados de forma puntual. Las condiciones mejorarán de sur a norte a lo largo del fin de semana.

En cuanto a las temperaturas se prevén temperaturas máximas entre 35 ºC y 40 ºC en noroeste de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, oeste de Entre Ríos, sur del Chaco, este de Catamarca y este de La Rioja con disminuciones temporarias.




Noticias Relacionadas