ChacoInfo

Redes | Trucos para conseguir más seguidores en Instagram (y sacar provecho de tu cuenta)

Generar comunidad, tener paciencia, interactuar y especializarse en una temática puede contribuir a aumentar tu audiencia.







En primer lugar, es importante tener en cuenta que de la noche a la mañana no te vas a convertir en la nueva estrella de Instagram. Si tu objetivo es convertirte en «influencer» la llevas cruda, pero ese desafío no te exime de atender tu cuenta de la mejor de las formas. Es importante arrancar tu aventura en esta plataforma de imagen teniendo en cuenta que se trata de una red de fotografía y es posible especializarse en una temática que seguro ganarás peso.

Por ejemplo, puedes convertir tu perfil en un espacio para subir tus dibujos, las fotografías de los conciertos, si eres aficionado a las motos o el baile.







Una imagen vale más que mil palabras. Ese es, precisamente, el caballo de batalla de Instagram.

De ahí que resulta esencial que los usuarios puedan emocionar a sus seguidores, se les brinde con contenido diferencial, algo que le resulte útil o simpático.

Es importante, por ende, establecer un lenguaje personal, que la gente que descubra tu perfil observe que hay una persona detrás.

 De ahí que cobre importancia la especialización. Los usuarios puede que te sigan porque te conocen personalmente, pero si la intención es agrandar tu perfil es importante entregarles algo excepcional que valga la pena consultar.

Y, aquí, es interesante explorar ciertos talentos que tienes en tu interior (aflóralos y sácalos a relucir) y, ¿por qué no? te especialices en algo. A la larga es posible convertirse en referencia en algo.

Y si eres fotógrafo o te gusta darle a la fotografía, mejor que mejor puesto que se puede convertir en un book de tu trabajo que valorarán con creces tus seguidores.

Así que trata de sorprender, de ser ingenioso, de llamar la atención y de ser creativo.

Saca provecho de los filtros

Aunque van cambiando con el tiempo, hay una treintena de filtros disponibles (Clarendon, Gingham, Moon, Lark, Juno, Valencia…) para mejorar y dotarle de más creatividad a tus propuestas. Pero hazlo con sentido.

No apliques cualquiera porque el resultado puede ser desastroso, así que antes de publicar haz las pruebas pertinentes, al igual que la intensidad y saturación de las imágenes.

Desde la pestaña «administrar» es posible (y recomendable) desactivar los que menos te intereses (o utilices).

Como truco, los «emojis» pueden ser empleados, si se amplían y se saben colocar, como métodos de degradado de las imágenes para ofrecer las publicaciones de una manera más atractiva.

 Más que fotos

Hay que tener en cuenta que Instagram también permite publicar ciertos contenidos multimedia como videos.

Se reproducen de manera continua y cíclica. Hay que tener en cuenta que su formato es cuadrado, lo que condiciona el tiro de cámara. En la actualidad, el servicio permite añadir este tipo de archivos con una duración máxima de sesenta segundos.

Más que suficiente como para mostrar una secuencia creativa -previamente editada- o algo más desenfadado como la canción de tu grupo preferido durante un concierto.

También es posible combinar varias imágenes para lograr efectos impresionantes, así como crear «loops» impresionantes a partir de una aplicación adicional, Boomerang, así como el filtro dramático llamado «superzoom».

 Que sepas que, como curiosidad, se acabó los contenidos únicamente verticales, puesto que en los últimos tiempos Instagram ha introducido más posibilidades en cuanto al formato, así que no hace falta en muchas ocasiones recortar y ajustar la imagen al tamaño obligatorio.

Ni que decir tiene que es posible retocar las imágenes a través de otra aplicación de fotografía con herramientas más completas y mejorar la calidad de tu propuesta antes de subirla a tu perfil.

Ten una cierta periodicidad

El servicio ofrece una serie de estadísticas internas que, bien aplicadas, es oro puro para saber algunas Es importante, por supuesto, planificar las publicaciones. 

Si llevamos a cabo una estrategia bien delimitada en base a los picos de mayor audiencia, los horarios más favorables para el consumo, lo más probable es que ganemos «me gusta» y puede que sumemos más seguidores.

Es decir, no es lo mismo publicar a las 22 horas que a las 18 horas.

Saber el momento oportuno para darle a «publicar» es fundamental. De ahí el cabreo monumental de los «influencers» en el último año por culpa del cambio de algoritmo de Instagram al privilegiar más la relevancia que mantener su muro cronológico.

En cuanto a los «hashtag», es recomendable consultar e investigar las etiquetas más populares porque, de esta manera, se puede ganar más protagonismo y permitir que te descubran en función de la actualidad.

Una opción interesante es preparar el contenido con antelación, guardarlo en borrador y darle a subir en el momento adecuado.

Refuerza la información que sugiere

La red permite, entre algunas de sus funciones esenciales, geolocalizar, etiquetar y añadir «hashtag» a las imágenes. Una oportunidad para completar todo el contenido que se va generando alrededor.

Esto puede contribuir a que se localice el contenido y a ganar presencia, aunque no es necesario abusar de ellos.

Es importante también aprovechar las descripciones (siempre perfectas, comprensibles y bien escritas) que ofrece cada publicación, puesto que esto es una seña de identidad y puede convertirse en tu marca personal.

Aprovecha las Stories

Los usuarios, por lo general, suelen estar atentos a estos contenidos que desaparecen a las 24 horas. De ahí que sean más receptivos a la hora de acercarse a este tipo de historias.

Esta función permite, como curiosidad, jugar con el tipo de fuente, añadir pegatinas y otros recursos gráficos interesantes para alimentar tu perfil de una manera casi profesional.

Interactúa con la gente

Lo más importante de todo es generar comunidad. Incluso es posible etiquetar a personas, así que igual es conveniente plantearte, por ejemplo, hacerle una dedicatoria a alguien o regalarle alguna postal a un seguidor fiel.

Interactuar, comentar en otras publicaciones, responder a los mensajes que te dejan los seguidores, así como mencionar a otras cuentas en algún momento dado puede incrementar las posibilidades de crecer la audiencia de tu perfil en Instagram.

En ese sentido, es posible recibir notificaciones de un determinado usuario, de tal forma que si nos apresuramos a dejarles un comentario seguro que alguien se fija en nosotros.

Igualmente es interesante aprovechar el buscador que se incluye para localizar contenido que nos interese o esté relacionado con nuestro trabajo para añadirlos a nuestra comunidad. Y, por qué no, prueba a ver a dejar en enlace de una imagen en otras redes sociales para ganar visibilidad.

Haz algún directo

Desde el año 2016 la «app» permite realizar retransmisiones en «streaming».

Esta opción puede llegar a asustar así de primeras, puesto que nunca se sabe lo que va a pasar durante una emisión en directo, pero se premia la espontaneidad y una actitud desenfadada que de buen grado le encantará a tus seguidores.

Y si poco a poco ganas audiencia, aún más, puesto que este tipo de contenidos suelen funcionar muy bien.

Adrian Beron de Astrada




Noticias Relacionadas