ChacoInfo

Refriega entra manifestantes y policias durante el desalojo frente a casa de gobierno termina con 20 detenidos, entre ellos Tiso Talavera

Un violento desalojo frente a Casa de Gobierno se produjo durante la mañana de este martes. Todo indica que el mismo se habria originado con el reclamo de una mujer que solicitaba asistencia para llevar a su hija con discapacidad al Hospital Garrahan en noviembre.

Desde las organizaciones sociales acusaron a la policía de reprimir sin mediar palabra. En tanto que desde la policía aseguraron que los manifestantes hicieron caso omiso al pedido para que se retiren del acceso a Casa de Gobierno, donde, según la versión oficial, se encontraban bloqueando el acceso al edificio gubernamental.

Lo cierto es que el violento desalojo terminó con corridas, disparos de balas de goma, gases, varias personas heridas (entre manifestantes y policías) y unos 20 detenidos, incluyendo a los dirigentes sociales Tiso Talavera, del Movimiento No al Gatillo Fácil, y Eduardo Cabrera, del Movimiento Federal.

Uno de los que participó de la manifestación fue Tito López, del MTD 17 de Julio. López explicó al portal colega Chaco dia por dia, que todo comenzó con una manifestación que estaban llevando adelante en el acceso a Casa de Gobierno.

Allí, un grupo de manifestantes exigía que el gobernador, Domingo Peppo, reciba a una mujer que requería una asistencia especial para trasladar a su hija con discapacidad al hospital Garrahan, para el mes de noviembre.

“Tiso (Talavera) estaba encadenado en la Casa de Gobierno, estamos todos en la vereda, cuando llegó la policía. En ningún momento dijo que había que desalojar. Vino y metió garrote. Tiso estaba pidiendo que atiendan a una nena discapacitada”, sostuvo López, quien confirmó que Talavera junto a otras 19 personas fueron detenidas.

La niña discapacitada que requiere de la asistencia del Estado para viajar a Buenos Aires en noviembre tiene 12 años, vive en el Barrio Palermo 2 y se llama Claribel Blanco. Claribel se mueve en silla de ruedas. Su mamá, Cintia Blanco, de 27 años, explicó a este medio que el viaje lo tiene que realizar para hacerse controles. Justamente el reclamo de este martes apuntaba a que el Estado se haga cargo tanto de la estadía como del viaje.

“Los policías vinieron y a mi hija la tumbaron de la silla. A mi nene de 5 años también le pusieron el escudo en la cara”, aseguró Cintia a este medio.

Hasta el mediodía de este martes reinaba la incertidumbre. Es que aún no se conocía a donde fueron llevados las personas que fueron detenidas en la manifestación. “Todavía no tenemos la cantidad de detenidos, en breve nos estarían informando”, dijo el abogado de los manifestantes, Marcelino Leiva.

El letrado aseguró que el fiscal en turno, Francisco Asis de Obaldia Eyseric, le aseguró que él no fue quien dio la orden para desalojar. “No sabemos quién la dio. Acá hay personas lesionadas y están haciendo la denuncia. Pero lo que sí es seguro que la policía no cumplió con el protocolo establecido”, aseguró Leiva.

Noticias Relacionadas