ChacoInfo

Tras más de ocho horas de tensión se suicidó el hombre que asesinó a su hijastro de 10 años

Juan Cruz Chirino, de 27 años, se pegó un tiro en la cabeza. Una ambulancia se presentó en el lugar para derivarlo al Hospital Rossi. Un jefe policial indicó a este portal que el individuo no tenía pulso. Todo ocurrió en 116 entre 529 y 530. A un allegado que intervino en la negociación el agresor le había preguntado: “¿Por esta cagada, cuánto me dan?”.







El hombre de 27 años que asesinó de una puñalada en el pecho a su hijastro de 10 años, baleó en el rostro a su pareja, una mujer de 32 años, y se atrincheró en el baño de la casa en donde desató su furia, en el barrio platense de Tolosa, se pegó un tiro en la cabeza hace instantes y murió poco después, informaron fuentes policiales.

El trágico desenlace se produjo luego de casi 9 horas de tensión y tras una ardua negociación de los efectivos del Grupo Halcón.

El brutal ataque sucedió esta mañana, cerca de las 7, en una vivienda en 116 entre 529 y 530 cuando Juan Cruz Chirino asesinó al chico, identificado como Ciro Peñalba, y le pegó un tiro en uno de los pómulos a Soledad Andrea Marcos, empleada del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires.







La mujer, en estado de shock, fue derivada de urgencia al Hospital San Martín, y por fortuna los médicos confirmaron que la lesión no fue de gravedad y hasta evalúan dar el alta en las próximas horas.

Mientras tanto, al enterarse de lo que había pasado con su hijo, el padre del menor, Ángel Peñalba, de 32 años, sufrió un grave accidente en 521 y 140, en el barrio de La Granja, donde volcó y padeció lesiones al embestir a otro auto en el que iba el juez de garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, con sus tres hijos menores.

 

 

Chirino, con un arma de fuego, permaneció encerrado en un sanitario, en diálogo con un negociador del Grupo Halcón durante casi nueve horas, y hasta entabló contacto con allegados, los que intentaron convencerlo para que deponga su actitud.

Un amigo de Chirino, de nombre Lautaro, intentó persuadirlo para que se entregue. “¿Por esta cagada, cuánto me dan?”, le había preguntado desde adentro de la casa el agresor.

Al lugar acudieron efectivos del Comando de Patrullas de La Plata, de la comisaría Sexta, del gabinete de Homicidios de la DDI La Plata y del Grupo Halcón, los que establecieron varios cordones de seguridad, para evitar que el hombre armado pueda causar más daño.

El hecho fue caratulado como homicidios y lesiones con intervención de la UFI N° 5, en turno, a cargo de Juan Menucci, quien dirigió el operativo en el lugar del hecho.

Según las primeras versiones, la pareja, quien tiene dos hijos en común,  arrastraba meses de conflicto y justo antes de la agresión, la mujer, de 32 años, le habría dicho al asesino que no quería volver a verlo.

Cerca de las 16 se escuchó una detonación y luego se supo que el hombre se había disparado a la cabeza.



Noticias Relacionadas