ChacoInfo

Un boom | Crece la variedad de dispositivos para que las mujeres puedan hacer pis paradas

Compartir en mis redes:

Descartables, reutilizables, rígidos o flexibles. Las opciones abundan y muchas los eligen para mejorar su experiencia en baños públicos u orinar en espacios con difícil acceso a sanitarios.







Hacer pis en baños públicos o durante viajes, recitales multitudinarios o estadías en campings suele ser dificultoso para muchas mujeres debido al mal uso y deficiente mantenimiento de la mayoría de los sanitarios.

A partir de esta problemática, distintas marcas se encargaron de fabricar dispositivos que les permiten orinar paradas, cuya utilización ganó mayor popularidad con el paso de los años: con un vistaso rápido en páginas como Mercado Libre puede verse la amplia gama de opciones.

 

Los primeros “orinales” eran descartables, una suerte de cono de cartón que debía desecharse luego de su uso.

En 1922, la inglesa Edyth Lacy patentó uno en Nueva York, sentando un importante precedente.

 

 

En Argentina, la novedad de hacer pis de pie tomó notoriedad en los titulares de los diarios de la mano de Moria Casán, quien durante el ciclo televisivo de Susana Jiménez confesó que no acostumbraba a sentarse en baños ajenos, aunque tampoco necesitaba un dispositivo extra.



Noticias Relacionadas