Categorias

Continua la inscripción para recibir los $ 45.000 de Refuerzo alimentario hasta el 7 de diciembre

Compartir en mis redes:

El titular de la regional de la Anses, Agustín Aleman, confirmó que la inscripción para el Refuerzo Alimentario (conocido popularmente como Ingreso Familiar de Emergencia – IFE quinta edición), continuará hasta el 7 de diciembre próximo. La liquidación de los montos correspondientes a esta asistencia impulsada por el Gobierno Nacional y destinada a los sectores más vulnerables comenzó el lunes pasado, para las personas con DNI terminados en 0. 

En esa línea, el funcionario confirmó además, en declaraciones a Radio Provincia, que «todos los que se inscribieron a partir del 7 de noviembre cobrarán dos cuotas en diciembre». Aleman indicó que se trata de un bono «distinto a los anteriores», ya que tiene por objetivo llegar a quienes nunca tuvieron ni tienen asistencia del Estado, para concretar una ayuda «de cara a fin de año»

. «Antes, podían acceder al beneficio quienes tenían asignaciones del Estado pero ahora la intención es llegar a los más vulnerables y por eso se mantiene abierta la inscripción», destacó el funcionario. 

75000 becas Progesar

A su vez, el titular regional de Anses participó esta mañana del lanzamiento de los “Espacios Progresar” que funcionarán en distintos establecimientos educativos con la finalidad de fortalecer, consolidar y acompañar las trayectorias educativas de los becarios del programa Progresar (jóvenes y adultos), aportando apoyo integral a estudiantes en situación de vulnerabilidad social y educativa. 

«Acompañamos esta enorme iniciativa del Ministerio de Educación del Chaco, porque en realidad trabajamos de manera coordinada ya que la base de este programa tiene que ver con los alumnos que cuentan con las becas Progresar y suman 75.000 chicas y chicos de entre 16 y 25 años en la provincia», apuntó. 

Aleman consideró que la beca permite a los alumnos obtener «cierta independencia», a partir de contar con determinados recursos para la adquisición de útiles o gestionar cuestiones vinculadas a sus estudios, pero también ayuda a que «comiencen a valorar el hecho de poder disponer de ese dinero».

«Cuando comenzamos con el Progresar 16 y 17 años entendimos que estábamos ante un complejidad distinta porque a esa edad, muchas veces, no se tiene conciencia de lo que es tener dinero, pero esta beca busca precisamente que los chicos no tengan que trabajar para obtener esos recursos», analizó finalmente.