Categorias

Primer caso en que condenan a sujeto por romper la cuarentena

Compartir en mis redes:

La Justicia Federal resolvió esta semana la primera causa por romper la cuarentena por coronavirus en lo que fue un juicio abreviado que tuvo como protagonista a un hombre de Mar del Plata a quien detuvieron hace 19 días cuando andaba en su auto sin permiso para circular.

En el episodio también se detectó a la hija del acusado, que tiene 24 años, metida en el baúl del vehículo, y se determinó que dúo trasladaba 5 gramos de cocaína.

El juez Santiago Inchausti condenó al hombre a un 1 y 8 meses de prisión y al pago de una multa por haber quebrado el aislamiento social, preventivo y obligatorio, haber puesto en riesgo la salud pública resistiendo y desobedeciendo a la autoridad, y por infracción de la ley de drogas 23.737.

La mujer de 24 años, en cambio, acordó una suspensión de juicio a prueba pero tendrá que donar los $7.000 que le encontraron en ese momento a entidades de bien público que estén dedicadas a la asistencia de la población durante la pandemia, como un hospital o un comedor barrial.

Fuentes judiciales afirmaron que se trata del primer proceso íntegramente digital en el que la Justicia Federal condenó a una persona por romper la cuarentena decretada el 20 de marzo pasado.

El hombre, que tiene 43 años, tenía antecedentes de 2015 y aceptó a través de su defensa oficial un acuerdo con la fiscal federal Laura Mazzaferri que fue homologado por el juez Inchausti el jueves de esta semana.

La fiscal Mazzaferri citó «azones de política criminal y de eficiencia en la administración de los recursos disponibles para la persecución penal» para aceptar el juicio abreviado y así «evitar la realización de un complejo y extenso debate oral» en tiempos de pandemia y aislamiento social.

Tal como consta en la causa, padre e hija se trasladaban en un auto por la ruta 11 desde Mar del Plata a Santa Clara del Mar a las 22 del domingo 26 de abril cuando la policía detuvo al hombre.

Los ruidos del auto despertaron las sospechas de los efectivos y le pidieron al conductor que abriera el baúl sólo para encontrarse con la mujer de 24 años.

Así como la hija tenía $7.000 en su poder, el hombre tenía dos cheques por un total de $60.000 y además aparecieron tres paquetitos que contenían cinco gramos de clorhidrato de cocaína.

Las conversaciones extraídas del celular del imputado permitieron determinar que la droga no era para consumo personal. Padre e hija estuvieron detenidos en Santa Clara del Mar y ahora el hombre tendrá que cumplir su pena con el beneficio de la prisión domiciliaria.