ChacoInfo

El gobierno provincial se constituye en querellante para investigar la muerte de un preso en la Primera de Barranqueras

Las secretaría de Derechos Humanos del Chaco, Celeste Segovia, informó que, por indicaciones del gobernador Domingo Peppo, ese organismo se constituyó como querellante particular en la causa por la muerte del joven Sebastián Ponce de León, el pasado 10 de febrero, como consecuencia de la golpiza que habría recibido de agentes de la Comisaría 1ª de Barranqueras.







“El gobernador Domingo Peppo nos designó para acompañar permanentemente e instar a la constitución en querellante por parte del Estado Provincial para dilucidar las responsabilidades si las hubiese, o si existiera algún tipo de violación a los derechos humanos fundamentales de Ponce de León”, expresó la secretaria de Derechos Humanos Celeste Segovia. En ese contexto, la querella del organismo estará representada por el abogado Kevin Nielsen.

El caso

Sebastián Ponce De León, tenía 32 años, fue demorado y trasladado a la División de Medicina Legal, y de allí fue derivado al Hospital Perrando donde permaneció con custodia policial, falleciendo diez días después, luego de sufrir una convulsión producto de una insuficiencia renal aguda.







La autopsia del Instituto Médico Forense fue determinante al concluir que la muerte de Sebastián estuvo directamente relacionada con los politraumatismos sufridos, que le provocaron una insuficiencia renal aguda.

La causa esta caratulada como muerte dudosa, y recayó, en principio en el Equipo Fiscal 2, quien la remitió a la Fiscalía Especial en Derechos Humanos por haber –presumiblemente- personal policial involucrado.

Dicha fiscalía, luego de tomar algunas medidas de prueba, se declaró incompetente remitiendo la causa a la Procuración General Adjunta, quien decidió que se continúe investigando, ya bajo la órbita del Fiscal Coordinador “C”, Dr. Sergio Cáceres Olivera.

La familia sostiene desde entonces que Sebastián murió en el contexto de la detención, producto del accionar policial, y pide se investigue exhaustivamente esa hipótesis.

Ese mismo día, el padre del fallecido denunció que durante la detención del hijo, el 31 de enero, el joven resultó con “lesiones gravísimas, que derivaron en una insuficiencia renal aguda, que desencadenó en su deceso”. Hasta ahora, no hay detenidos por la muerte violenta de Ponce de Leon.



Noticias Relacionadas