ChacoInfo

La tripulación de un submarino nuclear ruso evitó una “catástrofe planetaria”

Los 14 marineros que murieron durante un incendio la semana pasada en un submarino militar ruso con propulsión nuclear evitaron una “catástrofe planetaria”, dijo un oficial naval de alto rango en su funeral, según informes de prensa.

El capitán Sergei Pavlov, ayudante del comandante de la marina rusa, elogió el heroísmo de los hombres, quienes murieron mientras luchaban para evitar que el fuego se extendiera en el sumergible.

“Con sus vidas, salvaron las vidas de sus colegas, salvaron el barco y evitaron una catástrofe planetaria”, dijo en el funeral el domingo al que asistió el jefe de la marina, según el servicio de noticias de Fontanka.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, aseguró no estar al tanto de los comentarios del funcionario, pero dijo que no había indicios de que el incidente representara una amenaza más amplia. “En cuanto al reactor, no hay problemas con eso”, dijo en una conferencia telefónica. Rusia rompió tres días de secreto el 4 de julio y confirmó que el buque de investigación submarino afectado era de propulsión nuclear.

El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, le dijo al presidente Vladimir Putin, en una reunión presentada en la televisión estatal, que el reactor nuclear a bordo del barco había sido completamente sellado.

“Absolutamente clasificada” Las autoridades rusas se habían negado previamente a decir si el peor incidente naval del país en más de una década había involucrado a un buque de propulsión nuclear. También se han negado a decir qué tipo de embarcación estuvo involucrada, y el Kremlin llama a la información “absolutamente clasificada”.

Noruega contactó a Rusia en busca de más detalles, aunque informó no haber detectado ningún aumento de los niveles de radiación.

La embarcación está vinculada a un proyecto secreto de submarino nuclear conocido como Losharik, informó el sitio web de noticias RBC. Rusia dijo que los marineros murieron a causa de la inhalación de humo después de que comenzó el incendio, mientras que el sumergible de aguas profundas exploraba el lecho marino en sus aguas territoriales.

La nave fue llevada más tarde a la base Severomorsk de la Flota Rusa del Norte en la costa del Mar de Barents. El incendio fue el incidente naval más grave de Rusia desde que murieron 20 personas en un submarino nuclear de Nerpa en 2008.

El submarino Losharik puede operar a una profundidad de 6.000 metros (20.000 pies), según RBC.

Según se informa, la nave fue utilizada para atacar comunicaciones submarinas y otros cables. El peor desastre naval postsoviético de Rusia ocurrió a principios de la presidencia de Putin, en agosto de 2000, cuando 118 tripulantes murieron en el submarino nuclear Kursk que se hundió en el Mar de Barents después de una explosión. Las autoridades también fueron acusadas de encubrimiento.

Noticias Relacionadas