Categorias

Ensayos clínicos: comienza esta semana, las pruebas con «ivermectina» en pacientes de COVID-19 en Argentina

Compartir en mis redes:

En abril se presentó a un comité de Bioética un el protocolo para hacer proyecto de ensayo clínico para realizar pruebas de tratamientos con invermectina en infectados de coronavirus. 

Una vez aprobado por este comité, el viernes de la semana pasada la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) dio el visto bueno para que esta semana comiencen a llevarse a cabo.

Carlos Lanusse, Director del Centro de Investigación Veterinaria Tandil (Civetan), investigador superior del Conicet y profesor de Farmacología Veterinaria en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional del Centro, en la provincia de Buenos Aires, comentó a Super Campo que este proyecto es llevado adelante por un consorcio científico conformado por la Universidad Nacional de Salta, el Civetan, la Universidad de Quilmes, el Cemic, el laboratorio Elea Phoenix (que aporta la droga), la Fundación Mundo Sano y el Hospital Garraham, donde cada institución hace aportes desde su punto de vista científico.

 “Es uno de los planteos científicos más relevantes del mundo para evaluar la ivermectina”, afirmó. 

Según Lanusse, “en esta semana empieza el reclutamiento de pacientes, donde la idea es probar la ivermectina en la fase temprana de la infección en pacientes de COVID-19 positivo dentro de los cinco días de aparición de síntomas.

Esto es importante porque es una estrategia terapéutica diferente con respecto a otros porque se hace en la etapa temprana de la infección. Otros, como la hidroxicloroquina y otros antivirales tienen más que ver cuando el virus produce un daño y el mismo organismo, que en el intento de defenderse genera reacciones inflamatorias exageradas que básicamente provocan más complicaciones que el propio virus”.

El ensayo se hará en las instalaciones del Cemic entre 45 voluntarios e intervendrán unos 50 investigadores de las instituciones involucradas.

El científico afirma que “la ivermectina es un fármaco muy seguro, lo conocemos desde hace muchos años, se ha usado mucho en medicina animal y medicina humana. El ensayo clínico apunta a ver si en la fase temprana de la infección podemos tener una respuesta favorable en frenar la replicación del virus”.

En cuanto a la dosis de ivermectina a administrar en los ensayos, es varias veces más elevada con respecto a la que se da como antiparasitario (0,2 miligramos por kilo). Con respecto a los resultados, Lanusse dijo que “no es fácil predecir, pero estimamos que en cinco semanas tendremos una idea preliminar, los resultados finales tardarán algo más”. 

El investigador hizo mucho hincapié en que “la gente no tiene que salir a comprar ivermectina por la dudas, porque está contraindicada y tampoco usar ivermectina animal en humanos. Nuestra obligación científica es frenar eso, porque es aberrante usar la ivermectina formulada para bovinos, equinos y caninos en humanos”.