Categorias

Capitanich logro acuerdo con la Guardia Comunitaria Whasek: “deben abandonar su uniforme, y si existen armas deben ser entregadas”

Compartir en mis redes:

Fue en la audiencia realizada este martes a instancias del juez federal de Sáenz Peña, Miguel Aranda que tuvo lugar en la sede de Gendarmería de esa localidad.

La organización indígena wichí dejará de actuar como una fuerza de seguridad y el gobierno del Chaco se comprometió a no criminalizar su actuación, además de una serie de medidas que garanticen la atención integral y acceso a la justicia a la comunidad wichí.

El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, participó este martes de una audiencia multipropósito junto a los referentes de la Guardia Comunitaria Whasek en la que se acordó que la organización dejará de actuar como una fuerza de seguridad, con vestimenta de combate y portación de armas, limitándose a ejercer un servicio de protección ambiental del bosque nativo y que, por su parte, el Ejecutivo no impulsará la criminalización de su accionar además de una serie de medidas para garantizar la asistencia integral, el acceso a la justicia de los pobladores de la comunidad wichí y a que los medios de comunicación no estigmaticen a esa organización indígena.

La audiencia tuvo lugar en la sede de Gendarmería Nacional en Presidencia Roque Sáenz Peña y fue convocada por el juez federal de esa localidad, Miguel Aranda, tras denuncias realizadas contra la organización indígena.

El encuentro contó con la participación del propio gobernador Jorge Capitanich; la ministra de Seguridad y Justicia, Gloria Zalazar; la secretaria de Derechos Humanos y Géneros, Silvana Pérez; el subsecretario de Asuntos Territoriales, Leandro Arias; y los dirigentes Ariel Fabián y Amancio Reinoso por la Guardia Comunitaria Whasek, quienes fueron asistidos por los abogados Paulo Pereyra y Kevin Nielsen de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros. Por videoconferencia, intervino el fiscal federal subrogante Carlos Martín Amad.

Al término del encuentro, el gobernador Capitanich realizó declaraciones a Radio Provincia donde destacó que “hemos podido abordar una compleja situación en el ámbito de la comunidad wichí y en El Sauzalito con el objeto de arribar a un acuerdo que me parece muy satisfactorio para las partes”.

“Esto pone fin a un conflicto de larga data y abre un camino para la profundización del diálogo a los efectos de construir un sistema de consensos respecto a la paz social que es necesario garantizar entre las comunidades criollas e indígenas”, consideró el jefe de Estado chaqueño.

Respecto de la Guardia Comunitaria Whasek, Capitanich indicó que “debe abandonar su uniforme, si existen armas deben ser entregadas”, y por el otro lado, ponderó que “es muy importante el acceso a la justicia y ser parte activa en las denuncias respecto a los delitos de contrabando y de tráfico de estupefacientes”.

“Es histórico por su contenido y también por ser aplicado por primera vez en el ámbito de una instancia judicial, es un avance muy importante. El Estado debe generar las condiciones para mecanismos de conciliación y de acuerdos y esto ha sido una gran contribución”, recalcó.