Categorias

COVID en Europa | España impone toque de queda, retorno a cuarentena estricta y extiende el estado de alarma hasta mayo

Compartir en mis redes:

España vuelve al estado de alarma a nivel nacional apenas cuatro meses después de que decayera el decreto del 14 de marzo tras las sucesivas prórrogas aprobadas por el Congreso.

En esta ocasión, el Gobierno pretende extenderlo hasta el próximo 9 de mayo. La segunda ola de la pandemia, ha afirmado Sánchez, ha obligado a tomar esta decisión, aunque adaptada a las nuevas necesidades. 

Ahora serán las comunidades autónomas las que podrán decidir si confinan todo el territorio o zonas específicas, así como el horario de aplicación de un toque de queda que también se ha confirmado este domingo.

El jefe del Ejecutivo confirmó que el estado de alarma en todo el país entra en vigor esta tarde, tras el dictamen favorable de la Abogacía del Estado y del Consejo de Estado y la petición de diez comunidades autónomas y una ciudad autónoma.

Sánchez destacó que este nuevo estado de alarma tiene características específicas, al igual que la segunda ola, y que, a diferencia de lo ocurrido en marzo, las autoridades delegadas serán desde el primer momento los presidentes autonómicos.

El órgano de cogobernanza, en el que se consensuarán las decisiones a aplicar, será el Consejo Interterritorial de Sanidad.

En este nuevo estado de alarma se impide la libertad de circulación de once de la noche a las seis de la mañana en todo el territorio nacional, salvo en Canarias. Las comunidades autónomas podrán modular las horas de inicio y fin de esta restricción, a la que Sánchez prefiere no denominar «toque de queda» por las «connotaciones que tenían en el pasado».

Los ejecutivos autonómicos, explicó Sánchez, pueden adelantar esta prohibición de movilidad a las 10 de la noche para que concluya a las 5 de la mañana, o bien retrasarla de 12 a 7. Los comunidades autónomas también podrán decidir si confinan todo el territorio o zonas específicas, restringiendo la entrada y salida de ciudadanos a las mismas.

También podrán limitar los aforos a un máximo de seis personas, una medida que ya se ha aplicado en la práctica totalidad del país.

La idea es extender el estado de alarma durante seis meses. En concreto, hasta el 9 de mayo

En cuanto la duración del estado de alarma, el presidente del Gobierno afirmó que la idea es extender el estado de alarma durante seis meses. En concreto, hasta el 9 de mayo. Pidió, en este punto, el «mayor respaldo parlamentario» para aprobar las prórrogas del estado de alarma necesarias que garanticen un «horizonte de previsibilidad de garantías».

Pedro Sánchez insistió en que esta decisión se ha hecho en base a los criterios científicos y a las alertas sanitarias que manejan desde el Gobierno. No obstante, dejó abierta la posibilidad de poder levantar antes de mayo el estado de alarma si la incidencia del virus se reduce.

En todo caso, destacó que la aprobación de este nuevo decreto se sustenta, fundamentalmente, en la necesidad de dar «garantía jurídica» a la limitación de derechos fundamentales.

El Ejecutivo llevará este martes la propuesta de prolongar durante seis meses el estado de alarma: «No hace falta esperar 15 días para tener ese debate», apuntó el presidente. A día de hoy, el llamado bloque de investidura, más Ciudadanos, garantizan, en principio, la aprobación de esta medida, pero el Gobierno aspira a lograr un consenso con el PP.

En ese sentido, Pedro Sánchez ha confirmado que ha hablado con Pablo Casado. No obstante, aún no se conoce la posición del Partido Popular al respecto. Sobre la posición del PP, el presidente ha asegurado que espera que se comporte «como un partido de Estado».

Sobre la posición del PP, el presidente ha asegurado que espera que se comporte como un partido de Estado

El Ejecutivo llevará este martes la propuesta de prolongar durante seis meses el estado de alarma: «No hace falta esperar 15 días para tener ese debate», apuntó el presidente. A día de hoy, el llamado bloque de investidura, más Ciudadanos, garantizan, en principio, la aprobación de esta medida, pero el Gobierno aspira a lograr un consenso con el PP.

En ese sentido, Pedro Sánchez ha confirmado que ha hablado con Pablo Casado. No obstante, aún no se conoce la posición del Partido Popular al respecto. Sobre la posición del PP, el presidente ha asegurado que espera que se comporte «como un partido de Estado».

A diferencia de lo ocurrido tras la aprobación del estado de alarma de marzo, el encargado de defender las sucesivas prórrogas no será Pedro Sánchez, sino Salvador Illa.

El ministro de Sanidad, además, liderará la «cogobernanza con las comunidades autónomas» a través del Consejo Interterritorial de Salud.

El citado organismo, concluyó el presidente, será el que decida si se tiene que volver al confinamiento domiciliario, una posibilidad que el jefe del Ejecutivo ya dejó abierta el pasado viernes