Categorias

Donald Trump anunció que dejará el hospital militar Walter Reed por la tarde: “¡Me siento muy bien! Que no los asuste el Covid”

Compartir en mis redes:

Donald Trump anunció que este lunes por la tarde dejará el hospital militar Walter Reed, donde fue internado el pasado viernes tras dar positivo de Covid-19. 

“Dejaré el gran Centro Médico Walter Reed hoy a las 6:30 p.m. ¡Me siento muy bien! Que no los asuste el Covid. No dejen que domine su vida. Hemos desarrollado, bajo la Administración Trump, algunas drogas y conocimientos realmente grandes. ¡Me siento mejor que hace 20 años!”, manifestó el presidente de Estados Unidos en su cuenta de Twitter. 

El domingo Brian Garibaldi, uno de los miembros del equipo médicos del hospital militar había adelantado que Trump podría recibir el alta este lunes si sus síntomas seguían mejorando y se mantenía activo, con una saturación de oxígeno en sangre adecuada y sin fiebre. 

Garibaldi indicó este domingo en rueda de prensa desde el hospital militar de Walter Reed que si Trump mantenía su actividad, movilidad y sin problemas respiratorios “podría ser dado de alta mañana -por hoy-”. 

Los médicos explicaron que, además de seguir con el tratamiento del antiviral Remdesivir, Trump comenzó a recibir el fin de semana corticoesteroide dexametasona para evitar nuevos episodios de caída de oxígeno en sangre, que en ningún momento, según el médico personal del presidente, Sean Conley, bajó del 90 por ciento. La dexametasona es un esteroide, un tipo de medicamento que ha demostrado eficacia en pacientes de COVID-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus. 

Además, el presidente recibió ayer una tercera dosis de Remdesivir dentro de un plan de cinco días y el viernes le fue suministrado un cóctel de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron. 

El médico especialista pulmonar aseguró que los análisis de las funciones cardíacas, hepáticas y los riñones de Trump mostraron “hallazgos normales o mejorados”. 

Trump no ha mostrado dificultades respiratorias desde el sábado y no ha tenido fiebre, por lo que los doctores reiteraron su optimismo sobre su evolución. 

El domingo, el mandatario sorprendió al salir en una camioneta a saludar a todos sus seguidores en las afueras del hospital.

Trump, de 74 años y con sobrepeso, es un paciente con especial riesgo de desarrollar una variante seria de la COVID-19, por lo que se le ha sometido también a escáneres pulmonares y a un control exhaustivo de las funciones cardíacas, hepática y en los riñones. 

OLA DE CONTAGIOS EN LA CASA BLANCA 

El jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, destacó en la mañana que la salud del mandatario seguía mejorando. 

Sin embargo, crecía la polémica por las precauciones, o la falta de precauciones, tomadas por la Casa Blanca y la familia Trump para evitar los contagios. 

Tres días después de la internación de Trump, su secretaria de prensa, Kayleigh McEnany, anunció este lunes que tiene el virus, pero sin síntomas, tras “dar negativo de manera constante” en las pruebas desde el jueves. Ese día, la infección de la asistente presidencial Hope Hicks hizo encender las alarmas. 

McEnany, quien dijo que se pondrá en cuarentena y continuará trabajando en forma remota, es el caso de covid-19 más reciente en el círculo del mandatario. 

El listado incluye a la primera dama, Melania Trump, al gerente de la campaña Trump 2020, Bill Stepien; a la asesora de Trump Kellyanne Conway; al ex gobernador de Nueva Jersey Chris Christie; a la titular del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel; y a tres senadores republicanos (Mike Lee de Utah, Thom Tillis de Carolina del Norte y Ron Johnson de Wisconsin), así como el ayudante personal de Trump, Nick Luna.