Categorias

Coronavirus en Argentina: «Entre AMBA y el Chaco tienen el 98% de los casos, en el resto se puede abrir la cuarentena»

Compartir en mis redes:

Hace semanas que está abierto el debate en Argentina sobre si debería o no cesar el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado el pasado 20 de marzo para ponerle un freno al avance del nuevo coronavirus.

Las cifras indican que a excepción de Capital Federal, la provincia de Buenos Aires y Chaco, en el resto del país es seguro levantar de forma progresiva la cuarentena.

Así se desprende del nuevo informe diario del programa de comunicación conjunta establecido entre el prestigioso Instituto de Investigaciones Epidemiológicas (IIE), perteneciente a la Academia Nacional de Medicina, y Editorial Perfil.

«Los últimos siete días la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires representan más del 96% de los casos. Y al incorporarse Chaco, en conjunto son el 98% de los contagios nacionales. El otro 2% se distribuye entre las 21 provincias restantes», sostiene el organismo. El Instituto especificó que los casos que se detectan en las 21 provincias son aislados y esporádicos, no continuos en el tiempo.

«Esto permite estimar que si se continúan con las acciones establecidas para el control de focos será posible que se continúen con las acciones de apertura iniciadas», se afirma.

No obstante, el IIE diferenció que en el caso de Capital Federal, Buenos Aires y Chaco deberían «profundizarse las acciones de detección viral con el objeto de poder controlar los brotes que se vayan sucediendo».

El próximo sábado 6 de junio el presidente Alberto Fernández tiene previsto brindar más precisiones con respecto a si se posterga una vez más el aislamiento, pero de momento estas cifras indicarían que junio también va a estar marcado por la cuarentena en el AMBA.

El epidemiólogo Roberto Chuit, director ejecutivo del IIE, concretó que la técnica de detección viral para las tres zonas afectadas es la PCR, siglas en inglés de ‘Reacción en Cadena de la Polimerasa’.

«Con esa forma, si se detectan todos los positivos esto permitiría ir haciendo los controles de transmisión. Tras identificar un contagio se analizan los contactos, se amplían los testeos de los mismos y se desarrollan las intervenciones adecuadas», afirmó.

Chuit indicó que en el caso de Gran Buenos Aires y CABA habría que esperar alrededor de unos cinco días para ver cómo evolucionan los contagios.

En el primer caso para ver cómo se controlar los brotes detectados en territorios bonaerenses y, por el otro, observar los efectos en la Ciudad después de los testeos masivos en los asentamientos y la ampliación de pruebas en el resto de barrios.

(Fuente www.perfil.com).