Categorias

Desde el 24 de julio queda habilitada la pesca deportiva con devolución

Compartir en mis redes:

La Mesa de Monitoreo de Pesca del Chaco, coordinada por la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente, acordó este miércoles la habilitación a partir del 24 de julio de la pesca deportiva con devolución de especies (surubí, dorado, manguruyú y pacú), mientras que se considerará un cupo de extracción, los sábados y domingos de 6 a 21.

La actividad se deberá realizar bajo la estricta implementación de protocolos de prevención ante la pandemia de COVID-19.

La pesca con devolución será sobre las especies surubí, dorado, pacú y manguruyú. Se permitirán de dos a tres pescadores por embarcación (dependiendo el tamaño de la unidad) que deben contar con los elementos de bioseguridad obligatorios, a fin de garantizar el cumplimiento de las distancias y medidas sanitarias establecidas en los protocolos por Covid-19.

Además, en conjunto con las intendencias ribereñas se determinará el tipo de circulación que podrá ser definida por patentes, número de documentos y distancia del lugar de residencia de los pescadores.

Esta definición será acordada con los jefes comunales (que también participaron de la reunión) y puesta a consideración de la Mesa para la realización de aportes necesarios.

Las medidas de flexibilización serán revisadas en el término de 15 días a partir de su implementación para analizar la siguiente etapa. Esto responde a que, entre otros factores, se debe considerar la situación hidrométrica de los ríos Paraná y Paraguay y demás informes ambientales, con el objeto de garantizar, como se ha realizado desde el inicio, la preservación del recurso ictícola y el cuidado ambiental de los ríos.

Con respecto a la pesca de costa, se definió que pueda realizarse respetando los protocolos de prevención de COVID-19.

Informes

El último informe presentado por el Instituto de Ictiología del Nordeste (INICNE), dependiente de la UNNE, que también forma parte de la Mesa destacó las medidas tomadas por la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente.

“Son adecuadas y no existen evidencias que indiquen que podrían afectar negativamente la sostenibilidad de las poblaciones de peces. En tal sentido, recomendamos dar continuidad a la flexibilización de la veda, así como a las medidas de control de la pesca para asegurar que no se cometan infracciones contra la normativa vigente”, señala el documento.

Además indica que “las autoridades de la provincia del Chaco tienen la obligación de administrar los recursos pesqueros con la finalidad de promover medidas que permitan que las poblaciones de peces se perpetúen para las futuras generaciones y al mismo tiempo deben velar por el bienestar de la población, permitiendo que las modalidades de pesca se sigan desarrollando”.

“Los recursos no están en vías de agotamiento, por lo que creemos adecuado que se permitan los diferentes tipos de pesca, con los recaudos necesarios, ya que la gente necesita recrearse”, señaló el subdirector del INICNE Sebastián Sánchez quien participó del encuentro.

Por su parte, el Ing. Luis Martínez, en representación de la Administración Provincial del Agua (APA) sostuvo que se tendrá que continuar monitoreando para conocer la fluctuación hidrométrica de los ríos a fin de tomar las decisiones pertinentes.

Mesa de pesca

La sexta reunión de la Mesa de Monitoreo de Pesca estuvo coordinada por la secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente Marta Soneira, y contó con la participación del Instituto de Ictiología del Nordeste (INICNE – UNNE), Prefectura Naval Argentina (delegación Barranqueras), la Administración Provincial del Agua (APA), las cuatro asociaciones de pescadores comerciales y las dos asociaciones de pescadores deportivos del Chaco y la región.

Se sumaron además los intendentes de las localidades ribereñas: Sergio Phipps de Colonia Benítez; Víctor Armella de Las Palmas; José Carbajal de La Leonesa; Víctor Rea de Puerto Vilelas y José Luis García de la Isla del Cerrito.