Categorias

El Catequista del colegio San José Obrero, acusado de abuso sexual a menor de 4 años, va Juicio Oral

Compartir en mis redes:

Así lo dispuso, el fiscal, Martín Bogado, al elevar este viernes la causa a juicio oral. La misma tiene como imputado a un catequista del jardín de infantes del Colegio San José Obrero, de Resistencia, quien habría cometido actos de abuso contra un niño en la iglesia que está junto al edificio escolar, en el año 2017.

Salvador Medina, de 26 años, está imputado del delito de abuso sexual simple, agravado por su condición de encargado de la educación, con una pena que va de los 3 a los 10 años de cárcel.

El equipo fiscal B, a cargo de Martín Bogado, elevó a juicio oral la causa por presunto abuso sexual contra el catequista del jardín de infantes del colegio San José Obrero, Salvador Medina. El joven de 26 años está acusado de manosear a un alumno de 4 años en la iglesia que está junto al edificio escolar. Podría recibir hasta 10 años de cárcel.

En octubre de 2017, Salvador Medina, responsable de la clase de catequesis en el jardín de infantes del Colegio San José Obrero, fue denunciado por supuesto abuso sexual.

La causa está caratulada como “Medina, Juan Salvador s/Abuso sexual simple, agravado por su condición de encargado de la educación”. La misma fue elevada ante la Cámara Primera en lo Criminal de Resistencia.

En su acusación, el fiscal Bogado consideró que hay elementos para considerar que en fecha y horario no determinado, en el año 2017, en el horario entre las 14 y 17 horas en el interior de la Iglesia ubicada en el predio del Colegio San José Obrero, en Calle Molina Nº 565, de Resistencia, el imputado Juan Salvador Medina, habría “efectuado actos de tocamientos de contenido sexual en zona de los gluteos al menor”, en circunstancia que el imputado se desempeñaba como catequista  y el menor asistía a la Sala de 4 años “Divino Niño Jesús” en la mencionada institución educativa, encontrándose en ese lapso de tiempo a cargo de la guarda y de su educación religiosa. Según pudo saber el portal colga Chaco Dia por Dia, la víctima ratificó en Cámara Gesell que el abuso existió.

Según consta en el expediente, el padre del niño comentó que a partir de mediados de julio de 2017, su hijo comenzó cambiar su comportamiento, sin motivo aparente.

Estaba más agresivo e irritable. Todo esto se profundizó hacia octubre de ese mismo año. No quería ir al jardín, iba al baño 5 o 6 veces al día y cada vez que sus padres le informaban que ese día tenía clases con el catequista Salvador Medina, lloraba desconsoladamente.

Finalmente, en una oportunidad, su hijo le confesó que se sentía mal porque el catequista le tocaba los glúteos cuando lo llevaba junto a sus otros compañeros de salón a la iglesia, que está ubicada a unos 40 metros del lugar de clases. Según su relato, cada vez que el catequista lo manoseaba, le decía que “era Jesús”.

“Me acusaron falsamente, es todo mentira, soy inocente, me arruinaron la vida a mi y a mi familia”, se defendió ante el fiscal el imputado Medina.

“Éramos tres profesores de catequesis, nosotros preparabamos las clases en base a un libro que nos daba la directora a principio de año. Las clases se daban dentro del aula, siempre con la maestra titular o auxiliar, por disposición del Colegio yo y ningún profesor de las materias especiales podía estar solo con 30 chicos de 4 años.

Además como iba 2 veces por semana, yo no tenía autoridad ni la confianza para manejar un grupo tan grande de chicos. Eventualmente íbamos a la parroquia, siempre teníamos que pedirle permiso a la Directora, con previo aviso, para salir del aula, a veces íbamos con las 2 maestras, la titular y la auxiliar, repito debido al número de niños de 4 años. Nunca estuve solo con ningún chico”, aseguró el catequista.

Fuente: (Chaco Dia por Dia