Categorias

Coronavirus: la justicia avaló el cierre de fronteras ante reclamos de argentinos varados

Compartir en mis redes:

Son más de diez mil argentinos varados en el exterior, en medio de la pandemia de Coronavirus, la batalla judicial en torno al decreto que cerró las fronteras de manera temporal ha escalado un paso más en las últimas horas. Un fallo de segunda instancia avala el decreto de cierre de fronteras aunque advierte que se debe atender la preocupación por todos los que siguen afuera y los medios para auxiliarlos.

La Cámara Federal de Tucumán confirmó un rechazo de primera instancia contra un amparo presentado por un grupo de ciudadanos de aquella provincia contra el Estado ante la imposibilidad de regresar al país desde Londres.

«La medida dispuesta responde a la necesidad de garantizar la salud pública frente a circunstancias de inusitadas características, siendo la protección de ella una obligación inalienable del Estado», sostuvieron los magistrados del tribunal de alzada provincial

El fallo señala además que «el mundo entero se encuentra atravesando una pandemia de características nunca antes vistas que afecta también a nuestro país y requiere la adopción de medidas acordes a la salvaguarda de valores superiores como el bien común y la salud pública».

Y fundamenta su rechazo al amparo de retorno citando el aval de la Corte Suprema a la suspensión de determinadas garantías como «único medio para atender situaciones de emergencia pública» ante determinadas circunstancias, asi como la potestad de los Estados de regular sus fronteras, cuando «representa una amenaza o riesgo relevante para la salud pública o la seguridad».

Expertos advierten que es inconstitucional que provincias y ciudades cierren fronteras Hacia el final, la Cámara no deja dudas en su aval tanto el decreto Nº 313/2020 como a la prohibición de abordar de vuelos si no fueron autorizados dentro del esquema humanitario al indicar que no pueden ser considerados actos arbitrarios o ilegales.

Pese a ello, entiende que es comprensible la preocupación respecto a los medios que se dispondrán desde el Gobierno nacional para asistir a estas personas —incluso suma los casos de otros ciudadanos en igual situación– y devuelve esta parte del amparo a la primera instancia para analizarlo.

El amparo, presentado por una pareja de tucumanos que se encontraba en luna de miel cuando se cerraron los vuelos, incorporó, inicialmente, a otros cinco ciudadanos afectados por la medida.

Según detalló su apoderado, Jorge Contreras, lo que se buscaba originalmente era que se permitiera el aterrizaje del vuelo Nº 8085 de British Airways-Latam procedente desde Londres y con escala en Brasil que traía a los amparistas y 21 personas más de nacionalidad argentina el 28 de marzo a las 20:35.

Las historias menos pensadas de argentinos que siguen varados en el exterior  “No se cuestiona la constitucionalidad del decreto sino de la suspensión de repatriación», señaló en forma oportuna Contreras. Luego se amplió la presentación del recurso a cualquier otro vuelo que dispusiera la empresa con destino argentino. En su escrito, el abogado resaltó las pobres condiciones de resguardo de los afectados que dormían en el aeropuerto al haber sido desalojados de su hospedaje en ese momento.

 “No se cuestiona la constitucionalidad del decreto sino de la suspensión de repatriación», señaló en forma oportuna el apoderado de los amparistas.

Desde entonces, algunos de los argentinos que atravesaban estas penurias lograron retornar a través de los vuelos especiales autorizados a empresas extranjeras y Aerolíneas Argentinas aunque todavía restan unos 10 mil en diversas partes del mundo, según las palabras del canciller Felipe Solá ante la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados la semana pasada. Los argentinos dicen ser muchos más.