Categorias

Deuda, aborto y reforma judicial, los ejes del mensaje de Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa

Compartir en mis redes:

El presidente Alberto Fernández inauguró hoy el 138 período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional, con un mensaje de unidad, en el que llamó a todos los sectores a trabajar para sacar a la Argentina «de la postración».

Ante la Asamblea Legislativa y con críticas al gobierno de Mauricio Macri, el jefe de Estado hizo su diagnóstico sobre la situación económica y social del país, además de trazar los principales ejes de su plan legislativo y político para el año.

La Asamblea Legislativa tuvo su apertura formal, a cargo de la presidenta del Senado, Cristina Kirchner, alrededor de las 11.20 y Alberto Fernández inició su discurso a las 12. En la Plaza del Congreso gremios, movimientos sociales y partidos del Frente de Todos realizaron una movilización para apoyarlo.

«En la Argentina de hoy la palabra se ha devaluado peligrosamente. Me resisto a seguir transitando esa lógica, necesito que la palabra recupere el valor que alguna vez tuvo entre nosotros«, fueron las primeras frases del Jefe de Estado ante la Asamblea.

La deuda externa estuvo entre los puntos centrales de su mensaje y, al respecto, reiteró que su gobierno buscará alcanzar una «resolución ordenada», con «compromisos que se puedan cumplir».

«Nunca más a un endeudamiento insostenible«, lanzó el Presidente, y prometió que el Estado investigará la forma en que la Argentina se endeudó en los últimos años.

Fernández reiteró, en tanto, que su gestión eligió «la solidaridad como vía maestra de la reconstrucción nacional».

«Lo dije al jurar como Presidente de la Argentina: comencemos por los últimos para llegar a todos», sostuvo el mandatario, sentado entre la vicepresidenta Cristina Kirchner y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Entre los principales anuncios que hizo el mandatario estuvieron la reforma de la justicia federal, el aborto legal, y la desclasificación de los documentos secretos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sobre el atentado a la AMIA, entre otros.

Fernández anunció hoy el envío al Congreso de un proyecto de reforma de la justicia federal que “impida para siempre que la discrecionalidad judicial reemplace a las normas del derecho» y que incluirá, entre sus puntos centrales, la creación de un nuevo Fuero Federal Penal que ponga fin a la “concentración de procesos que el oligopolio de los jueces federales ha permitido”.

«En este tiempo de la Argentina en el que nos toca gobernar, venimos a ponerle fin a la designación de jueces amigos, a la manipulación judicial, a la utilización política de la Justicia y al nombramiento de jueces dependientes de poderes inconfesables de cualquier naturaleza», sostuvo el Presidente al anunciar el paquete de iniciativas que pretende un «reordenamiento» de la justicia federal, al hablar ante la Asamblea Legislativa.

En tanto, anticipó que ordenará a la AFI «declasificar los testimonios secretos brindados por agentes de inteligencia en los juicios en los que fuera investigado el atentado a la AMIA», a 26 años del ataque.

El proyecto que generó los mayores aplausos fue el de aborto legal, que -según anunció- será presentado en los «próximos diez días».

Asimismo, Fernández anunció que el Ejecutivo presentará un proyecto para la creación del Consejo Económico y Social para el desarrollo, aunque esa iniciativa suponga “una delegación de sus facultades”.

“Desde este Consejo tenemos que ser capaces de diseñar la agenda del futuro”, recalcó el jefe de Estado y también adelantó que enviará una iniciativa para desarrollar el sector de hidrocarburos y gas. “Serán la palanca para el desarrollo productivo de nuestro país”, confió.

Fernández arribó al Congreso poco antes del mediodía, luego de realizar una caravana a escasa velocidad entre la Casa Rosada y el Parlamento, para poder saludar a los simpatizantes que lo aguardaban sobre la Avenida de Mayo.

En el automóvil oficial, el Presidente estuvo acompañado por la primera dama, Fabiola Yáñez.

En el Congreso fue recibido por una comitiva de diputados y senadores del oficialismo y la oposición, antes de pasar al recinto, donde lo esperaban ministros del Gabinete, gobernadores, jueces, intendentes, funcionarios, legisladores, referentes de derechos humanos y dirigentes sindicales, además de invitados especiales como el conductor televisivo Marcelo Tinelli, entre otros.