Categorias

Por la tentativa de fuga del narco colombiano «Mi Sangre», pasan a disponibilidad a los jefes del Penal de Ezeiza

Compartir en mis redes:

Si algo dejó siempre en claro el colombiano Henry de Jesús López Londoño (45, alias “Mi Sangre”) es que haría todo lo posible para evitar ser extraditado a los Estados Unidos, donde debe responder por cargos de narcotráfico. Ahora la Justicia argentina cree que estaba a punto de lograrlo, fugándose del Complejo Penitenciario I de Ezeiza (CPI).

Las sospechas no son nuevas pero un extraño episodio ocurrido el viernes a la tarde las reavivó. Y en cuestión de horas el Ministerio de Justicia de la Nación decidió pasar a disponibilidad al jefe del penal, Héctor Retamozo, al subjefe de la Unidad y al encargado de seguridad interna.

El incidente ocurrió cerca de las 14 del viernes cuando una de las abogadas del narco colombiano, María Gabriela Ricagno, fue a visitarlo portando un gran plano del partido de Ezeiza. No se lo dejaron entrar y se lo retuvieron. En principio ahí quedó la cosa, pero alguien se percató de que el incidente debía ser informado. Fue así que por la noche desde el penal informaron lo ocurrido al juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena.

Entonces las cosas se aceleraron. Villena –con jurisdicción sobre la cárcel– inició un expediente por el delito de “evasion en grado de tentativa”, ordenó duplicar la seguridad del penal, reforzar todos los accesos a la Unidad y disponer que se separara a los celadores destinados al cuidado de Londoño, que vive solo en un area del pabellón psiquiátrico de la cárcel.

En paralelo ordenó allanar la celda del colombiano y entonces surgieron mas sorpresas. Aunque Londoño solo había sido autorizado a tener una computadora portátil, contaba con un iPhone último modelo, dos chips y un módem portátil. Además de fotocopias de la causa por la cual a principios de año el juez Sebastián Ramos ya autorizó su extradición, “Mi Sangre” tenía CDs con vistas aéreas del Google Maps de la zona de Ezeiza.

“Es todo una locura. Yo nunca oculté el plano, hasta pedí permiso para ingresarlo. Si tiene marcadas las comisarías es de fábrica”, le dijo al diario Clarín la abogada Ricagno. Pero evitó dar respuestas sobre qué utilidad podía tener el mapa para la defensa de su cliente.

Las sospechas sostienen que el plan del colombiano era que lo rescataran por aire usando un helicóptero. Aunque suene a película clase B, desde hace meses los rumores hablan de un millonario plan de fuga a manos de mercenarios chilenos, que cobran hasta 4 mil dólares, por cabeza, por día.

Fuente: (Diario Clarin)