Categorias

El Partido Obrero planteó su rechazo a la reforma constitucional

Compartir en mis redes:

Este lunes, la dirección provincial del Partido Obrero se reunión con el gobernador Jorge Capitanich para acercarle “un planteo de salida a la crisis”, una comitiva encabezada por el diputado Aurelio Díaz. En un documento que fue entregado en mano, plantearon su rechazo a la reforma constitucional y la descentralización del Estado, entre otras cuestiones.

Referentes provinciales del Partido del Obrero hicieron entrega de un documento al gobernador Jorge Capitanich, en el que detallan la postura de ese espacio político respecto de las propuestas que impulsa el mandatario y que fueron anunciadas en su discurso de apertura del año legislativo.

Estuvieron presentes el diputado provincial Aurelio Díaz, la docente Samanta Salas, el ferroviario Oscar Déniz, el extrabajador cárnico Germán Báez y el responsable del Polo Obrero en la provincia Claudio Cobas. Además, acompañaron Eliana Mesa, dirigente social de Quitiipi, y Miguel Ángel Almirón, dirigente social del interior.

Los planteos se expresan en la carta que entregaron en mano al mandatario provincial:

“Al Gobernador Capitanich:

¡Que la crisis la paguen los capitalistas! Basta de ajuste a los trabajadores y jubilados.

Nuestro país atraviesa una nueva bancarrota nacional, arrastrado por los factores que han llevado a crisis recurrentes en la Argentina en los últimos años. Una vez más, el peso de la deuda externa usuraria y fraudulenta, que creció durante todos los Gobiernos desde la dictadura, arrastra al país a la bancarrota. Una vez más, son rescatados con tarifazos y subsidios los beneficiarios de las viejas privatizaciones menemistas, ruinosas para el país. Una vez más, los trabajadores sufren las consecuencias de la fuga de capitales, la devaluación de la moneda, los despidos masivos y la desvalorización de los salarios.

El Gobierno asumido el 11 de diciembre ganó las elecciones criticando la política a ajuste y endeudamiento de Macri. Sin embargo, en aras del pago de la deuda externa, han golpeado a las jubilaciones, eliminando el índice de movilidad establecido. Han eliminado las cláusulas gatillo para los aumentos salariales en numerosas provincias, y presionado para postergar las paritarias, reemplazándolas por sumas fijas que liquidan el poder adquisitivo del salario. Anunciaron el fin de la doble indemnización y la vuelta a la senda de los aumentos tarifarios de servicios públicos.

En la provincia, la crisis también golpea fundamentalmente a los trabajadores. La crisis del Hospital Perrando es la muestra de la catástrofe sanitaria en la provincia. Las paritarias docentes siguen sin oferta para 2020. El presupuesto educativo está muy lejos del 33% establecido constitucionalmente. Los intereses de la deuda son una carga creciente en el presupuesto provincial. La construcción de viviendas continúa paralizada y ya van cuatro represiones contra movilizaciones populares que reclaman trabajo digno. Se han aplicado y anunciado nuevas medidas de ajuste como los impuestazos contra el pueblo o los aumentos del colectivo.

Más preocupante, el planteo de la municipalización de la educación y la salud representaría un golpe fundamental a los derechos fundamentales del pueblo del Chaco y especialmente a los salarios de los trabajadores. Es una ficción pensar que los Municipios pueden sostener estos servicios y la medida va a agravar la crisis. El anuncio de reforma constitucional busca hacer pasar esta política y además abre la puerta a una modificación del régimen del 82% móvil. Por lo tanto, nos oponemos a dicha reforma constitucional.

Teniendo en cuenta esto, el Partido Obrero plantea un programa básico para que la crisis la paguen los capitalistas:

  • Oposición a la municipalización. Aumento del presupuesto de salud y educación. Pase a planta de todos los precarizados.
  • No a la reforma constitucional, que abre la puerta a la municipalización y al cambio del 82% por ciento del INSSSEP
  • Aumento al 33% del presupuesto educativo (11.000 millones), recomposición del poder adquisitivo perdido por los docentes. No al pago de la deuda externa provincial (12.000 millones).
  • Paritarias libres. Salario igual a la canasta familiar (40.000 pesos).
  • Separación de la iglesia del Estado. No al “Estado multirreligioso”. Basta de subsidios a las iglesias católicas y evangélicas. Educación sexual laica y científica para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.
  • Reactivación del ferrocarril de pasajeros en Resistencia y toda la provincia.
  • Abajo el aumento del transporte. Que se abran las cuentas de las empresas al control obrero y popular.
  • Abajo los impuestazos contra el pueblo.
  • Plan de viviendas financiado con un impuesto extraordinario a la banca y grandes empresas y grupos agroexportadores.
  • Loteo masivo de las tierras fiscales y ociosas de los pueblos para las familias desocupadas.
  • Libertad a los compañeros detenidos y no a su procesamiento. Basta de represión.
  • Comedores, asistencia alimentaria y apertura de los planes sociales a todos los desocupados.

Reclamos urgentes del interior provincial:

Castelli: Puestos de trabajo basado en terminar las viviendas que están en los barrios aborígenes. Subsidios y becas para los compañeros aborígenes.

Ambulancias y medicamentos para el hospital del bicentenario.

Pampa del Indio: Apoyo para la producción de los campesinos en Pampa del Indio, tractor, gasoil, semillas y estructura de comercialización. Prolongar las cañerías de agua. Enripiado en las zonas alrededor del pueblo.

Ambulancia para el hospital, medicamentos.

Comedores en todas las localidades.

Tres Isletas: Terminación de las viviendas comenzadas y comenzar con nuevas.

Espinillo: Registro Civil (funciona muy mal), Instalar una sede de la ANSES, Puesto sanitario, que casi está paralizado.

Sáenz Peña: Terminar las viviendas, generar puestos de trabajo, barrios, millenium, toba quinta 5, becas, fuentes de trabajo.