Categorias

El «boicot» en los respiradores del Perrando pudo haberse producido por una falla propia en el sistema de cañerías

Compartir en mis redes:

El fiscal a cargo de la causa que alarmó no solo al Chaco sino también al país -donde los respiradores de pacientes Covid-19 dejaron de recibir aire comprimido-, explicó que solo había baja presión del suministro por un problema técnico que ya lleva semanas.

Además, desmintió algunas de las primeras versiones que implicaban a personas en el techo del Hospital y herramientas que habrían sido utilizadas para cerrar las llaves.

El pasado 30 de junio, los directores del Hospital Perrando denunciaron que se cerraron llaves que envían aire comprimido a los respiradores de la Pastilla 6, en que se encuentran los internados por Covid-19 que reciben asistencia respiratoria mecánica. A partir de la denuncia, intervino el fiscal Roberto Villalba, quien llevó adelante las investigaciones en conjunto con personal policial del Departamento de Investigaciones Complejas.

En un intenso trabajo para esclarecer los hechos se analizaron las imágenes registradas por las cámaras de videovigilancia y tomaron declaraciones testimoniales a jefes y subjefes de la Sala de Máquinas y de Mantenimiento, así como a personal médico de la Terapia de la Pastilla 6 y los kinesiólogos que controlan el buen funcionamiento de los respiradores. 

El día en que ocurrió lo que se había considerado como atentado, según detalló el fiscal Roberto Villalba en diálogo con Radio Nordeste 102.7, alrededor de las 10:30 una de las kinesióloga notó que uno de los respiradores tenía baja presión de aire comprimido. Ante la irregularidad la trabajadora le comunicó a uno de los enfermeros de la Pastilla quien a su vez informó a Mantenimiento. Pasado el mediodía, el problema comenzó a agravarse de forma gradual hasta luego de las 19 horas. “No es que quedaron en presión 0, algunos -respiradores- funcionaban y otros no”, explicó Villalba. 

En el transcurso de la jornada, además, poco después del mediodía, una de las médicas de la Pastilla 6 tomó conocimiento de esta situación y se la comunicó al Jefe del servicio de Terapia. A las 16 de la tarde el flujo del aire comprimido se había normalizado, pero alrededor de las 17 horas la médica debió contactar a la Sala de Máquinas porque los respiradores solo recibían aire parcialmente.

Desde el sector de Máquinas, sin embargo, le habían explicado que por momentos la presión baja debido a que el compresor tenía varios años de funcionamiento y no contaba con la capacidad para abastecer a la Pastilla y a los demás servicios que también requieren del suministro de aire, como la Lavandería.

Alrededor de las 19 horas el servicio de Lavandería dejó de funcionar y por lo tanto de consumir aire comprimido por lo que el flujo hacia la Pastilla 6 se normalizó. Posteriormente, desde la Sala de Máquinas, uno de los ingenieros le envió un audio de WhatsApp -que más tarde se difundió a través de los medios locales- al subjefe de Mantenimiento del Hospital. En el mensaje, el ingeniero afirmaba que era un problema que ya existía hace una semana y que trabajaban para solucionarlo. 

«Nunca se habló de falta de aire sino de baja presión», aseguró Villalba. Asimismo, explicó que «había un flujo de aire pero no lo necesario para abastecer a todos los respiradores que en ese momento estaban funcionando». 

Por otra parte, el fiscal también desmintió que se hayan registrado a través de las cámaras de videovigilancia personas en el techo del Hospital o herramientas que podrían haber sido utilizadas para cerrar las llaves. “No me consta”, aseveró. 

«La investigación está abierta estamos trabajando porque la verdad es que la noticia impactó por su contenido y por las primeras apreciaciones», agregó en diálogo con Radio Nordeste 102.7. Además, sostuvo que “en definitiva son las pruebas las que van a decir lo que aconteció. Vamos a tratar de dilucidar totalmente lo que con ocurrió en esa Pastilla 6″.

En esta misma línea, comentó que desde ayer comenzaron a cambiar los generadores de aire comprimido e iban a agregar equipos nuevos al área destinada a pacientes de Covid-19, lo cual destacó como “una excelente medida” para asegurar que tengan una buena atención los internados.

Fuente: (Diario 21.tv)