Categorias

El Gobierno lanzó el plan de Igualdad de Géneros con mirada territorial, decolonial y antipatriarcal

Compartir en mis redes:

Jorge Capitanich, Analía Rach Quiroga y Silvana Pérez lanzaron el plan de enfoque transversal que garantiza la igualdad de géneros en toda la provincia. El gobernador aseguró la ejecución de un presupuesto provincial con perspectiva de género.

El gobernador Jorge Capitanich, la vicegobernadora Analía Rach y la secretaria de Derechos Humanos y Géneros, Silvana Pérez, presentaron este miércoles el Plan de Igualdad de Géneros. Se trata de una herramienta de enfoque transversal a todas las políticas públicas que tiene como objetivo alcanzar la igualdad de géneros en todo el territorio chaqueño con una mirada territorial, decolonial y antipatriarcal.

En este marco se creó el Plan de Igualdad de Géneros, una herramienta de planificación para impulsar políticas públicas, desde todas las áreas de gobierno, para lograr la igualdad entre los géneros en toda la provincia. El objetivo general es transversalizar el enfoque para garantizar la igualdad de géneros y la protección de los derechos humanos para todas las personas, el acceso y ejercicio de sus derechos, el pleno desarrollo de sus potencialidades, capacidades individuales y colectivas, así como la prevención y la eliminación de las inequidades.

Presupuesto con perspectiva de género

En su discurso, Capitanich aseguró que garantizará la articulación y la ejecución del presupuesto provincial con perspectiva de género. “Vamos a garantizar la igualdad de condiciones en todo el territorio, para ello es necesario propender a políticas que tienen que ver con la articulación y la ejecución del presupuesto con perspectiva de género, lo que requiere meticulosos mecanismos de asignación de recursos”, afirmó.

Informó que se llevará a cabo un seminario para todo el gabinete para perfeccionar el diseño de metas de gobernabilidad. “Toda política pública tiene que ser implementada y comunicada de una forma manera plural, ello es lo que garantizará la interacción con la ciudadanía que es la principal beneficiaria”, dijo.

Además adelantó que se realizarán jornadas en las diez regiones chaqueñas para relevar las problemáticas de géneros y así garantizar la participación amplia, plural y democrática, y ratificó que se trabajará en el fortalecimiento y la normalización de la Línea 137.

Llamó a los varones a cuestionarse sus privilegios y hacerse cargo de las acciones de poder que ejercen sobre las mujeres y las disidencias, entendiendo que la única forma de cambiar las actitudes es reconocerlas y cuestionarlas.

“Cada persona puede tener sus convicciones y creencias, yo defiendo mis creencias cristianas, pero esto no excluye la reivindicación de las políticas de género. Acompañaré cada proyecto que haga del Chaco un ámbito democrático y plural”, aseguró.

A su turno, Analía Rach Quiroga informó que, junto con la creación de la Secretaría de DDHH y Géneros, se diseñó la Unidad de Coordinación y Monitoreo de Políticas Públicas para la Igualdad donde se comenzó a gestar este programa. La unidad cuenta con una mesa interministerial que es la que garantiza la transversalidad de las políticas de género en cada uno de los ministerios, en cada una de las secretarías, institutos y entes autárquicos.

A ello se suma la creación del Consejo Provincial de Géneros y Disidencias, integrado por organizaciones y colectivos de mujeres y disidencias. Ese espacio –aseguró la funcionaria- será uno de los lugares donde se repensará las políticas públicas para su efectivo cumplimiento. “Sabemos que la mejor manera de efectivizar las acciones de gobierno es cuando la pensamos de forma colectiva”, indicó.

“El Estado es quien fija las reglas. Hoy en el Chaco ponemos la lente violeta al gobierno para que comience a pensar en claves de géneros que es el único camino para pensar en una sociedad más justa e igualitaria”, expresó.

“Trabajamos para garantizar a las personas una vida libre en todos los ámbitos donde se desempeñen, que puedan confiar en las instituciones estatales sin miedo a ser revictimizadas”, subrayó la vicegobernadora, y manifestó: “celebro un gobierno provincial y nacional que tomó las reivindicaciones de los movimientos de mujeres y disidencias y las transformó en políticas de Estado”.

Peréz: “es fundamental que la política pública llegue a todes”

Al igual que la vicegobernadora, Pérez aseguró: “El gobierno se está poniendo los lentes de género”. Así señaló como un gran paso que la provincia cuente con un Plan de Igualdad, que da cumplimiento a las acciones de las cortes interamericanas que tiene la provincia. Describió que las políticas en este sentido serán colectivas, transversales, intersectoriales y participativas, que acompañarán todo el plan de gobierno; “es fundamental que la política pública puede llegar a todes”, consideró.

Explicó que las violencias se producen por dificultades que tienen que ver con estructurales patriarcales, que se agudizaron con la organización de la modernidad y el surgimiento de leyes, generando un patriarcado de alta intensidad que da como resultado las violencias que vivimos a diario.

Señaló en ese sentido las inequidades y a la desigualdad en los géneros y diversidades, se producen en un sistema de exclusión que actúa invisibilizada y naturalizadamente pero con mucha eficacia y violencia, en un estado cuneta con estructuras que tiene enraizadas esas prácticas. “Por eso es fundamental que las estructuras estatales cuente con entes particulares y especiales que permita una transformación de esa tradición para poder ejecutar las políticas públicas de una forma diferente”, consideró.

La secretaria destacó que como primer paso para la generación de las políticas públicas inclusivas se readecuó estructuralmente la Secretaria de Derechos Humanos incorporando las temáticas de género; fortaleciendo al estado como garante de los derechos de mujeres, identidades femeninas y diversas, de forma integral y territorial.

Desde ahí se trabaja en articuladamente con los movimientos de feministas, las organizaciones de otredades, trans, con la población LGBTIQ. Subrayó que el Plan de Igualdad apunta a una transformación tanto de la sociedad –a través de la participación ciudadana- como del estado. Lo señaló además como una herramienta que permitirá identificar cuáles son las prácticas naturalizadas que generan las desigualdad, poder medirlas, estandarizarlas y tomar conciencia sobre cuáles son las conductas que tenemos que tener como servidoras y servidores públicos. “Este proceso de igualdad tiene que ver con generar una sociedad para todes, más igualitaria, solidaria y más sorora”, expresó.

Más sobre el plan

En consonancia con los lineamientos nacionales e internacionales, en cuanto a las políticas con perspectiva de géneros, se generará un cambio estructural del Estado chaqueño, buscando despojar los sesgos patriarcales que moldean las instituciones. La elaboración de políticas con perspectiva de géneros presupone el diseño y la puesta en marcha de acciones pensadas de manera sostenible, eficaz, aplicable y perfeccionable en el tiempo, con el objetivo de paliar las desigualdades a las que se enfrenta el Estado desde sus distintas dependencias e instituciones.

El Plan de Igualdad de Géneros es un instrumento estratégico, transversal y participativo. La Unidad de Coordinación, Seguimiento y Monitoreo de Políticas Públicas para la igualdad, dependiente de la Vicegobernación de la Provincia del Chaco, será el área encargada de garantizar el cumplimiento de las políticas públicas para la igualdad de géneros. Coordinará el proceso de elaboración de los compromisos que asumen cada uno de los organismos y ministerios de la Administración Pública, a partir de la identificación de ejes prioritarios realizada en conjunto con organizaciones de la sociedad civil, sindicatos e integrantes del Consejo Provincial de Géneros y Disidencias de la Secretaría de DDHH y Géneros. Además se realizarán convenios con los municipios para extender el trabajo en el territorio el plan de igualdad.

Para la formulación y la implementación de este Plan, se priorizará la pluralidad de voces, utilizando una metodología de participación y consulta, con el objetivo de involucrar a todas las áreas estatales provinciales, tanto el Poder Legislativo como el Judicial y organizaciones de la sociedad civil que trabajen temáticas relacionadas con la igualdad de género, para contar con información territorialmente situada, actualizada y articulada de las problemáticas que atraviesan a las mujeres y a los colectivos LGBTIQ en todas las regiones de la provincia.

Las medidas principales que implementará el plan son fomentar la participación ciudadana de las mujeres y población LGBTI+ orientada a la inserción real, efectiva y activa en los diferentes ámbitos de toma de decisiones. Instar a la formación y la deconstrucción de ámbitos culturales, políticos, económicos y sociales que faciliten la inclusión de los distintos géneros donde puedan desarrollarse en ambientes respetuosos, diversos y democráticos.

Además de estimular la labor y participación de las organizaciones sociales y civiles para la defensa de los derechos de las mujeres y la igualdad entre los géneros en la implementación de las acciones previstas en el programa; prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las niñas, mujeres, lesbianas, identidades trans, travestis, garantizándoles el acceso a una justicia efectiva en el marco de la legislación, evitando someterlas a revictimizaciones propias de una institución que aún acuña sesgos patriarcales y machistas.

También tiene como objetivos principales alcanzar el nivel más elevado de salud en todas sus dimensiones, incluidos los derechos sexuales y los derechos reproductivos con el fin de que pueda adoptar decisiones libres de discriminación, coacciones o violencia de acuerdo a la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable (25.673). Diseñar programas socio-sanitarios integrales y abastecidos, vinculados a las mujeres, identidades diversas y disidencias y mejorar la igualdad de oportunidades de las mujeres y población LGBTI+ en el acceso, permanencia y condiciones de trabajo en el mercado laboral y remunerado.