Categorias

Firma del Compromiso político, económico, social y cultural: “Es un primer paso de encuentro entre múltiples sectores”, destacó Hugo Sager

Compartir en mis redes:

“Es un primer paso de encuentro entre los múltiples sectores que componen la sociedad chaqueña”, describió el presidente de la Cámara de Diputados del Chaco, Hugo Sager, en el marco de la rúbrica del Compromiso político, económico, social y cultural entre el Gobierno provincial, el Consejo Económico y Social (CONES) y distintos sectores de la sociedad chaqueña.

La participación y el respaldo del titular de la Legislatura y de varios diputados que asistieron a la firma, tienen como contexto que el parlamento chaqueño posee representación en el CONES.

“Las cuestiones de corto, mediano y largo plazo que se plantean en este documento tienen como horizonte generar empleo genuino y, en definitiva, oportunidades para chaqueñas y chaqueños. Este es el camino que debemos empezar a transitar y hoy se dio el primer paso”, destacó Sager.
Al definir a la firma del Compromiso como un “primer paso de encuentro”, el presidente de la Cámara de Diputados recordó que se hace en el marco establecido por la Constitución provincial, que es el CONES, para discutir políticas de mediano y largo plazo y, al mismo tiempo, atender la urgencia del escenario social.

“Cuando se habla de cuestiones de mediano y largo plazo se hace referencia, por ejemplo, a la reforma de la Constitución, a la incorporación de nuevas figuras dentro de la carta magna, entendiendo que cualquier tipo de reforma debe tener sustento social, con el consenso necesario”, explicó Sager.

El titular de la Legislatura acompañó en el Salón Obligado de Casa de Gobierno, la firma y presentación del documento, a cargo del gobernador Jorge Capitanich, la vicegobernadora Analía Rach Quiroga y el presidente del CONES, Carlos Covic.

Allí estuvieron presentes también representantes de las tres centrales sindicales: la CGT, la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma; la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y las 62 Organizaciones Peronistas, además de empresarios, productores de bienes y servicios, universidades nacionales y movimientos sociales.

Primero la emergencia y luego políticas transformadoras


El denominado Compromiso político, económico, social y cultural es una iniciativa del Gobierno provincial para trabajar, en conjunto con múltiples sectores, atendiendo ante todo la emergencia, para luego abordar una agenda de políticas públicas transformadoras que se sostengan en el tiempo, más allá del signo político de los gobiernos.


El Gobierno, representantes de trabajadores, del empresariado, movimientos sociales, productores y universidades asumen, con la rúbrica del documento, el compromiso de abordar la emergencia apoyados en consensos básicos para lograr el desarrollo inclusivo y sostenible.

El Consejo Económico y Social (CONES) será el espacio institucional donde se procesen los acuerdos surgidos de debates multisectoriales. Este órgano constitucional de planificación estratégica, de carácter público no estatal, fue creado por Ley 5081 del año 2002.

Abordar la emergencia implica atender las urgencias, garantizando el acceso a derechos básicos de la población como la adecuada alimentación, la tierra, el agua, el techo, el trabajo, la salud, la seguridad y la educación.

Este gran acuerdo, concebido como un nuevo contrato social ciudadano, implica que para transformar las formas de vida ciudadanas sea necesario avanzar en un gran acuerdo cultural fundado en las diversidades culturales, lingüísticas, étnicas y en la riqueza identitaria.

El pacto reconoce una situación económica y social muy difícil en la provincia, una dolorosa deuda social en un contexto de emergencia alimentaria nacional. Por eso, consta de una serie de compromisos básicos, entre los cuales se destacan el compromiso ético, político e institucional para avanzar en la Reforma Constitucional; un acuerdo anticorrupción; mejoras del sistema electoral y un Poder Judicial autónomo e independiente.

Los restantes compromisos, en suma, son la responsabilidad fiscal y equilibrio financiero; empleo; calidad educativa a partir de los resultados del debate en el Congreso Pedagógico; el desarrollo de cadenas de valor (incluyendo a la agricultura familiar y a la economía social); la reducción sistemática de la pobreza; la paz social; el ordenamiento de la protesta social; el saneamiento financiero de las empresas públicas; la protección del ambiente.