Categorias

Cristina hablo a través de una carta: «Solo le pido al Presidente que honre la voluntad del Pueblo»

Compartir en mis redes:

Cristina Kirchner llevó la tensión con Alberto Fernández a punto muy cercano a la ruptura y trazó un durísimo diagnóstico sobre su Gobierno: «No soy yo la que lo está jaqueando, es el resultado de la elección y la realidad», sostuvo a través de una carta publicada en su sitio personal, que luego difundió por las redes sociales.

Luego de mantener un cerrado silencio desde que la renuncia masiva de sus funcionarios metieron al Gobierno en una crisis sin precedentes, Cristina puso en blanco sobre negro sus enojos y apuntó especialmente al secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, acaso el funcionario más cercano al Presidente.

«A propósito de la categoría de funcionarios que no funcionan… el vocero presidencial escaparía a aquella clasificación. Es un raro caso: un vocero presidencial al que nadie le conoce la voz. ¿O tiene alguna otra función que desconocemos? ¿La de hacer operaciones en off por ejemplo? Verdadero misterio«, escribió Cristina con su ironía habitual. 

No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político.

Para luego lanzar una de las advertencias públicas más duras que haya pronunciado sobre un funcionario del actual Gobierno: «No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político: Alberto Fernández quería que el Dr. Eduardo De Pedro fuera su Jefe de Gabinete y fui yo la que no estuvo de acuerdo. Mal podría ahora promoverlo para ese cargo», señaló.

Fue la renuncia de Wado la que disparó la crisis. El ministro del Interior es el funcionario de más confianza de Cristina por lejos y por eso Alberto se alarmó este jueves cuando trascendió que se proponía aceptarle la renuncia y mandó a Vilma Ibarra a desmentirlo. Horas después llegó la carta de Cristina.

 Un texto en el que de manera bastante clara lo acusó de violar el acuerdo que alcanzaron cuando lo propuso como candidato a Presidente.

Alberto Fernández y Juan pablo Biondi en Puerto Madero el domingo de las primarias.

«Cuando tomé la decisión, y lo hago en la primera persona del singular porque fue realmente así, de proponer a Alberto Fernández como candidato a Presidente de todos los argentinos y las argentinas, lo hice con la convicción de que era lo mejor para mi Patria. Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión… pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino», afirmó la vicepresidenta. 

Luego en otro párrafo muy revelador de la compleja dinámica de la relación que tiene con el Presidente, Cristina revela que fue ella quien propuso que el tucumano Juan Manzur se incorpore como jefe de Gabinete en lugar de Santiago Cafiero.

«El martes 14 tuvo lugar, otra vez en Olivos, mi última reunión con el Presidente de la Nación. Habían transcurrido 48 hs sin que se comunicara conmigo y me pareció prudente llamarlo y decirle que tenía que hablar con él. Deje pasar 48 hs deliberadamente, para ver si llamaba (debo decir que de las 19 reuniones, la mayoría fueron a iniciativa mía). Allí le manifesté que era necesario relanzar su Gobierno y le propuse nombres como el del Gobernador Juan Manzur para la Jefatura de Gabinete. Sé que sorprenderá mi propuesta, es de público y notorio las diferencias ya superadas que he tenido con quien fuera mi Ministro de Salud desde el año 2009, cuando debí remover a quien entonces era mi Ministra de Salud por el fracaso en el abordaje de la pandemia de la gripe A (H1N1). Juan permaneció en su cargo hasta que renunció para disputar la candidatura a Gobernador de la Provincia de Tucumán en el 2015, cargo que obtuvo y revalidó por el voto popular no sólo a través de su reelección, sino también en la elección del pasado domingo», concluyó la vicepresidenta.

Manzur hasta ahora viene resistiendo el ofrecimiento de integrarse al gabinete, una idea que comparte Alberto Fernández, porque implicaría dejar Tucumán en manos de su vice, Osvaldo Jaldo, con quien tiene un enfrentamiento político tan extremo que en las recientes elecciones se enfrentaron electoralmente. «Al final en Tucumán fuimos unos adelantados», comentaron fuentes de esa provincia que ni en la peor de las crisis pierden el humor.