Categorias

Pueblada en Miraflores: La comunidad wichi exige la renuncia de funcionarios antes el femicidio de la joven Maria Moreyra

Compartir en mis redes:

La comunidad wichí de Miraflores (Chaco) concentró ayer en la comisaría local y se declaró en estado de movilización ante el femicidio de la joven de 16 años María Magdalena Moreira. Su cuerpo sin vida fue encontrado en la casa de Facundo David Narciso, su ex novio.



La comunidad exige su inmediato enjuiciamiento y reclusión perpetua, la destitución del cuerpo policial de la comisaría, investigar el narcotráfico en Miraflores, destituir al fiscal Hugo Obregón por no actuar con las denuncias de las familias, personal femenino indígena en la comisaría para atender denuncias de violencia de género, la intervención del municipio y la suspensión de las elecciones locales, entre otras demandas. «Damos un plazo de 48 horas para que nuestras exigencias sean escuchadas y cumplidas, y si no fuera así tomaremos otras medidas», anunció la comunidad. 

El cuerpo sin vida de María Magdalena Moreira, de 16 años, fue encontrado el pasado martes 20 enterrado en el patio de la casa del joven de 20 años.

Facundo David Narciso, ex novio de la joven y criollo, que se encuentra detenido y a disposición de la Fiscalía N° 2 de la jurisdicción de Juan José Castelli, a cargo de Hugo Obregón, y que por el momento se abstuvo de declarar.

María se encontraba desaparecida desde el lunes 12 de agosto. Era la hermana de Ariel Sánchez, un histórico luchador indígena del Consejo de Recuperación Territorial (CRT), por quien había recibido amenazas de muerte por parte de su asesino.



 Su familia, que había realizado la denuncia policial el lunes 19, apunta contra el joven, quien había sido su pareja y la amenazaba. «Hace cinco meses Facundo Narciso pegaba y arrancaba dos dientes de la boca de María y se sacaba fotos golpeándola. Nadie hizo nada. La denuncia de nada sirvió”, comunicó el CRT de Miraflores.

En este marco, la Agencia de Noticias de Comunicación Alternativa y Popular (ANCAP), informó que ayer los familiares, amigos e integrantes de la comunidad wichí de Miraflores concentraron ayer en las afueras de la comisaría local, en reclamo de justicia.

En ese marco, en un comunicado, la comunidad se declaró ayer en estado de alerta y movilización ante el hecho. «Desde el inicio de la colonización de 1492 hasta la conformación de los estados nacionales, nosotros y nuestros pueblos indígenas hemos sido despreciados, despreciadas, esclavizados, racializados. – sostienen en el comunidado – Por una parte la colonización rompió nuestros modos culturales, religiosos y ancestrales.

La conformación de los estados profundizó estas desigualdades. Uno de los argumentos que tenemos es el femicidio ocurrido hace días en nuestro territorio ancestral a la joven wichí María Magdalena Moreira. Este es uno de los tantos femicidios ocurridos en nuestras comunidades», denuncian.

María Magdalena Moreira tenía 16 años. Su familia cuenta era amenazada por su ex novio

Ante lo sucedido, la comunidad dio a conocer una lista de 12 demandas y remarcó: «damos un plazo de 48 horas para que nuestras propuestas y exigencias sean escuchadas y cumplidas, y si no fuera así tomaremos otras medidas», aseguraron.

Las exigencias que presentaron en el petitorio son:

«1- Reclusión perpetua para el asesino “Facundo David Narciso”, inmediato enjuiciamiento y condena.

2- Destitución inmediata del comisario López y de todo el cuerpo policial.

3- Profundizar la investigación del narcotráfico en Miraflores.

4- Destitución del fiscal Obregón por incumplimiento de sus deberes de funcionario público, por no actuar en las denuncias previas que se realizaron por parte de la familia de las víctimas.

5- Conformación de una secretaria de derechos humanos en Miraflores, donde las comunidades puedan hacer sus denuncias y reclamos

6- La inmediata puesta en funcionamiento de personal femenino indígena en la comisaría para atender las demandas de nuestras comunidades, en especial a la violencia de género.

7- Desde nuestras comunidades, para contribuir a la sana convivencia, hemos decidido crear la guardia comunitaria indígena para resguardar la seguridad y la integridad de nuestras familias.

8- Solicitamos en lo inmediato la intervención de la señora ministra de Justicia y gobierno para dialogar con la comunidad para una inmediata resolución de lo planteado.

9- Intervención del municipio de Miraflores (por el mal manejo y su no funcionamiento).

10- Intervención del juez de paz (juzgado de paz).

11- Intervención de la comisaria de Miraflores.

12- Suspensión de las elecciones en Miraflores.»

Fuente: (www.anred.org)