Categorias

Represa de Itaipú | Crisis entre Brasil-Paraguay

Compartir en mis redes:

Es porque una empresa brasileña se iba a ocupar de la venta de la energía residual paraguaya de Itaipú. Esa firma pertenecería a un correligionario del mandatario en el partido oficialista PSL. El acuerdo secreto debió ser anulado.

El escándalo que llevó a la anulación de un acuerdo energético entre Brasil y Paraguay, y amenazó con un impeachment al presidente paraguayo Mario Abdo Benitez, puede salpicar también al gobierno brasileño de Jair Bolsonaro, informó este viernes la prensa local.

 

Bolsonaro y Benítez dejaron sin efecto el jueves un acuerdo sobre la represa binacional Itaipú, en el que una empresa brasileña fue autorizada a vender energía paraguaya a Brasil. Paraguay no consume toda la energía que le corresponde de Itaipú e históricamente ha vendido ese excedente a Brasil a través de una empresa estatal paraguaya.

Según un informe de radio CBN, la empresa brasileña que se beneficiaba con el acuerdo secreta está ligada a un miembro de la agrupación del presidente Bolsonaro, el Partido Social Liberal (PSL).  «Esta vinculación con el escándalo en Paraguay abrió una crisis interna en el PSL», señaló el periodista Kennedy Alencar en esa radio perteneciente al grupo Globo.

En las negociaciones secretas entre los gobiernos de Brasil y Paraguay algunos «lobbystas» invocaron el «nombre del presidente Bolsonaro y de sus familiares» para que esa firma privada brasileña venda la electricidad paraguaya, señala el informe.

El informe periodístico divulgado en la noche del jueves en Brasil tiene datos que coinciden con la denuncia realizada el miércoles pasado por el diario paraguayo ABC Color sobre un lobby para favorecer a la empresa brasileña cuyo nombre sería Leros Comercializadora.

A raíz de las revelaciones del Acta Bilateral secreta sobre venta de electricidad de Itaipú, renunciaron altos funcionarios paraguayo como el canciller Luis Castiglione y el embajador en Brasil, Hugo Saguier

De momento la situación política en Paraguay parece más calma luego de que el presidente Benitez, del Partido Colorado, pronunció un discurso en el que pidió perdón a la población y reiteró su compromiso en la lucha contra la corrupción. Y especialmente tras la anulación del acuerdo que freno una eventual destitución del mandatario.