Categorias

Inversores búlgaro interesados en producir maíz y girasol en el Chaco

Compartir en mis redes:

En la continuidad de su gira europea el gobernador Jorge Capitanich se reunió en la mañana de este lunes con representantes de diferentes grupos inversores de Bulgaria a fin de analizar posibles inversiones en la provincia. Es así que el grupo Magic Flame manifestó interés en invertir en dos plantas de industrialización y valor agregado en origen para producir maíz y girasol lo que demandaría un desembolso cercano a los 200 millones de euros y que generaría 300 empleos.

“Trabajamos en todos los detalles desde el punto de vista de la redacción de la carta de intención y además rescatar un esquema de entendimiento ya que el año pasado existió la posibilidad de que visiten la provincia, pero el brote de COVID impidió la autorización del vuelo”, explicó el mandatario.

“Chaco, junto a Buenos Aires, Santa Fe y La Pampa, es una de las principales productoras de girasol”, dijo a través de sus redes sociales. Ante esto detalló que “estamos planteando la posibilidad de tener un partner en Argentina para poder producir y exportar girasol en forma directa a Bulgaria e Italia”.

“Trabajamos en dos hipótesis de inversión de 100 millones de euros para una planta de procesamiento integral de girasol, el 41% es aceite y el 47% subproductos”, mencionó.

Agregó que los empresarios manifestaron su interés en hacer una planta de procesamiento integral de maíz. “En las próximas semanas tendremos una reunión muy importante con Eduardo Eurnekián, un empresario muy significativo en Argentina, para evaluar una asociación estratégica”, adelantó.

“Esta semana tendremos un Memorándum de entendimiento y durante el mes de julio empresarios búlgaros nos visitarán en Chaco para concretarlo junto a un plan de inversiones de dos etapas”, precisó.

Capitanich explicó que el agravamiento de la guerra entre Ucrania y Rusia “generó una demanda extraordinaria” de maíz y girasol en todo Europa cuyos países no pueden abastecerse debido a que ambos estados en conflicto son de los mayores productores del continente.  

Recordó que el interés por ambos cultivos también quedó de manifiesto en Italia en donde se reunió con representantes de cámaras empresariales que hicieron una oferta firme para comprar 800 mil toneladas de girasol. Sobre esto Capitanich dijo que la provincia, en el peor de los escenarios, podría generar cerca de 600 mil toneladas.

“La provincia tiene la capacidad de producir los suficiente para exportar y se deben realizar inversiones complementarias” dijo el mandatario.

Respecto a esto, en una reunión que mantuvo con la vicepresidenta búlgara, Iliana Yótova, esta le manifestó la necesidad de que en un próximo encuentro de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), plantear que es necesario dar incentivos a los países que pueden producir para que produzcan más e inversiones para procesar el valor agregado en origen.

“La provincia tiene una oportunidad extraordinaria y por eso son estas necesarias acciones como esta gira para contactar con otros mercados”, dijo el gobernador quien aseveró que el Chaco “puede abastecer a los países que forman parte de la Unión Europea, como es el caso de Bulgaria, como aquellos que no lo están como son los de la región balcánica”.

“Me llevo estas potencialidades de que la provincia cuente con una inversión de 200 millones de euros para la producción de maíz y girasol y este grupo inversor fuerte italiano que mañana en reunión de directorio va a definir en qué plazos empezamos a trabajar en conjunto”, resumió.

El gobernador mencionó además que en otro de los encuentros con grupos empresarios se presentó la posibilidad de la radicación de una planta de energía solar. Detalló que se les solicitó que presenten la manifestación de interés la cual tiene vencimiento el 30 de junio.

“Esto es de alto impacto porque se generan fuentes de trabajo mientras se colocan los paneles”, mencionó.