Categorias

Alberto Fernández en los BRICS: pidió el fin de la guerra en Ucrania y diseñar una nueva «arquitectura financiera mundial»

Compartir en mis redes:

El presidente Alberto Fernández participó este viernes de forma virtual de la cumbre ampliada de los BRICS, el grupo que integran los presidentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. El mandatario exigió encarar un proceso de paz para terminar con las «hostilidades» de la guerra en Ucrania y manifestó el interés de Argentina de ser parte. 

«Estamos honrados por la invitación a esta reunión ampliada de los BRICS. Aspiramos a ser miembros plenos de este grupo de naciones que ya representa el 42 % de la población mundial y el 24 % del producto bruto global», sostuvo el mandatario.

Ante la escucha de pares como el presidente chino Xi Jimping, el brasilero Jair Bolsonaro y el sudafricano Cyril Ramaphosa, sólo por mencionar algunos, Fernández puso de manifiesto las posibilidades que tiene el país.

Tal como lo hizo recientemente en la Cumbre de las Américas o antes en su gira por Europa, les dijo a los mandatarios que «somos proveedores seguros y responsables de alimentos, reconocidos en el ámbito de la biotecnología y en tecnología logística aplicada». 

«No solo somos capaces de producir y exportar alimentos. También sabemos suministrar servicios y formar especialistas para que otros países hagan crecer su eficiencia productiva y mejoren así la calidad de vida de sus habitantes», añadió.

En esa línea, enumeró que el país tiene recursos energéticos como «la segunda reserva mundial de shale gas y la cuarta de shale oil» y que empresas argentinas y extranjeras no sólo explotan de manera no convencional energías fósiles sino que «también incursionan en la explotación del litio, del hidrógeno verde y de otras energías renovables».

Inmediatamente aprovechó para dejar en claro que esas potencialidades son aprovechadas aún con las dificultades de un país en desarrollo «signado por una pesada deuda».

«Necesitamos mejorar nuestra infraestructura, diversificar nuestra matriz productiva, aprovechar las nuevas industrias como generadores de nuevos empleos y aumentar así nuestras exportaciones», manifestó.

Fernández y el fin de la guerra

El discurso del presidente estuvo atravesado en un principio por las expresiones sobre la guerra en Ucrania.

Alberto Fernández en la cumbre de BRICS 20220624
Alberto Fernández durante su discurso ante sus pares de los BRICS y otros países.

Dijo que las consecuencias de «semejante desastre» exceden mucho a los dos países en conflicto ya que «la energía se vuelve carencia, la producción se detiene y el fantasma del hambre recorre impiadoso los pueblos del hemisferio sur».

«Es imperioso que cesen las hostilidades en Ucrania», lanzó. Y agregó: «Queremos ser parte en la búsqueda de una solución que acerque a todos los involucrados, para lograr una paz duradera que deje definitivamente atrás la dinámica desatada por la escalada bélica«.

«La paz no solo es necesaria. La paz es urgente porque es urgente hacer un mundo más igualitario», dijo Fernández ante los miembros de BRICS y otros invitados.

«Nueva arquitectura financiera»

Otro de los aspectos que tocó el mandatario argentino en su discurso fue el económico. Fue cuando en los párrafos finales de su mensaje dijo que mientras se trabaja para el fin de la guerra en Europa, los países deben consensuar en torno a la elaboración de «una nueva arquitectura financiera mundial». 

Para Fernández, ese nuevo esquema debería tener en cuenta «las necesidades del crecimiento, del comercio, de la inversión y fundamentalmente, del bienestar que la humanidad reclama«. 

A modo de ejemplo sostuvo que «es hora de que exploremos mecanismos de cooperación como el swap de monedas que la Argentina suscribió con China». Pero no se quedó ahí: los exhortó a que se ponga en marcha una Agencia Calificadora de Riesgo mundial «que ponga en manos públicas lo que hoy está en manos de intereses privados».

«Sin diseñar un modelo económico que acabe con la exclusión financiera, la posibilidad de construir un mundo más justo y equitativo acabará siendo tan solo una quimera«, completó.