Categorias

La Ministra Carla Vizzotti reconoció que Argentina ingresó en la «cuarta ola» de Covid

Compartir en mis redes:

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, reconoció por primera vez que la Argentina ingresó en la «cuarta ola» de la pandemia de coronavirus, un día después de que los casos de la enfermedad aumentaran un 92% en una semana.

«Hoy estamos empezando en Argentina una cuarta ola de Covid-19 que nos encuentra en una situación totalmente distinta», analizó la ministra al participar en la localidad neuquina de Villa La Angostura de un nuevo encuentro del Consejo Federal de Salud.

«Gracias a cada medida que se tomó y al esfuerzo de la sociedad, de los equipos de salud y de los gobiernos, a niveles nacional, provincial y municipal, tenemos un panorama en relación a la vacunación que nos permite seguir adelante en una nueva etapa de esta pandemia», agregó.

El Ministerio de Salud reportó este 15 de mayo un total de 33.989 nuevos casos de coronavirus y 47 muertes en la última semana, lo que representa un aumento del 92,61% de contagios con respecto al domingo último (17.646). Paralelamente, surgió una baja del 61% en la cantidad de fallecidos con respecto a la semana anterior.

En este contexto Vizzotti había dicho en declaraciones radiales que «no hay posibilidad de nuevos cierres», es decir nuevas restricciones para evitar los contagios, y pidió a la población apoyarse en la vacunación.

«En China la estrategia es de covid cero. Pero en Argentina sabemos que no podemos eliminar el coronavirus ni erradicarlo», dijo, y reconoció: «No hay ninguna posibilidad de que no haya Covid-19, sobre todo con estas nuevas variantes que tienen mayor transmisibilidad».

Según un informe del Proyecto País de vigilancia genómica del coronavirus, que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el auge de contagios se debe a la presencia de casos de los sublinajes BA.4 y BA.2.12.1, mutaciones del Covid que están impulsando los contagios en Estados Unidos y Sudáfrica.

Actualmente, el linaje BA.1 fue detectado en el 100% de los casos porteños,  mientras BA.2 se convirtió en la subvariante predominante