Categorias

Cardiólogo chaqueño advierte que los recuperados de COVID-19 “deben abstenerse de la actividad física por dos semanas”

Compartir en mis redes:

El médico especialista en diabetes e hipertensión Darío Gómez (mat. 2535) se refirió a los avances de las investigaciones sobre las personas recuperadas de coronavirus y las posibles secuelas que podrían repercutir al intentar retomar la práctica de actividad física, para lo cual advirtió la importancia de realizarse los chequeos necesarios y de un retorno progresivo. 

“Si bien uno a los 10 o 14 días está de alta, eso significa que no hay posibilidad de contagiar, no quiere decir que el organismo esté totalmente sano, y aún aquellos pacientes que hayan transcurrido con lesiones leves o asintomáticos pueden tener algún tipo de lesión a distancia”, explicó el médico en su columna de Radio Nacional Resistencia

En ese sentido, el profesional comentó que “esta semana que pasó hubo un webinar de la John Hopkins University y hemos traído algunas decisiones recomendadas según la situación de la persona”, y explicó que la sugerencia para quienes hayan superado la enfermedad es que “deben abstenerse de realizar actividad física por lo menos dos semanas a partir de la fecha de alta”, sin embargo, aclaró que “se puede realizar actividad física mínima, no deportivo ni de nivel profesional”. 

“Si la persona realiza una actividad física más intensa, la reanudación tiene que ser lenta, y obviamente con supervisión médica, y lo mínimo que tiene que realizarse es un electrocardiograma posteriormente al alta de COVID-19″, señaló, y explicó que “en los deportistas profesionales que hayan desarrollado síntomas leves, moderados o aún los asintomáticos, las restricciones deportivas tienen que ser al menos de 4 semanas, y posteriormente para que se le dé el alta para realizar deporte se debe realizar un examen médico completo que tiene que comprender estudios en reposo como en esfuerzo”. 

A su vez, Gómez explicó que “aquellas personas que han tenido una evolución de moderado a severo y con diagnóstico de afección miocárdica durante los períodos de días de COVID-19, tiene que haber una prohibición estricta de realizar actividad física por un período de 3 a 6 meses”. 

Esta situación, según explicó, se desprende de que “hemos visto, los que atendemos personas con esta enfermedad, que aún aquellos que no tienen ningún antecedente de enfermedades cardíacas pueden quedar con lesiones”, y concluyó que esto “no es muy frecuente, pero aparecen y hay que hacer los estudios correspondientes”.