Categorias

Separaron del cargo a la empleada Judicial por sus dichos antisemitas a uno de menor jerarquia

Compartir en mis redes:

La funcionaria pública se trata de la Dra. Anabel Valle, quien es la joven la mujer que se refirió a chicos de la comunidad judía de manera despectiva y que recibió un amplio repudió de toda la sociedad.

La joven subió a sus redes sociales una foto en la que expresó frases antisemitas, se refirió a chicos como “judiniños” y hasta se animó a escribir “después se preguntan por qué Hitler los odiaba”.

 



 

Valle es abogada, sobrina de la presidente del Superior Tribunal de Justicia y hasta ayer se desempeñaba como secretaria privada en el máximo órgano judicial de la provincia.

Pero tras la difusión de su posteo, el STJ tomó cartas en el asunto.

A través de la resolución N° 1029/19, con fecha del 10 de julio, Anabel Valle fue separada de su cargo y trasladada a otra dependencia o cargo inferior.

“Ante los hechos que tomaron estado público a través de redes sociales y otros medios, que involucrarían a una empleada judicial, el Superior Tribunal de Justicia hace saber que el primer día hábil siguiente a la ocurrencia de aquellos, dictó la resolución Nº1029 de fecha 10 de julio de 2019, por la que dispuso separar a Anabel Valle del cargo de secretaria privada, ordenando su traslado a otra dependencia con cargo inferior”, informaron desde el STJ.



PEDIDO DE PERDÓN Y REPUDIOS

Ante el estado público que tomó su posteo, la joven se retractó y escribió «Mis disculpas sinceras y profundas a la comunidad judía, a esos niños, a sus padres, abuelos, y demás familiares por el error que cometí. No son esos mis sentimientos. Perdón a mis amigos judíos que me conocen y saben cómo pienso de verdad. A mi familia por el dolor que les cause. Quiero decirles a todos que ayer me puse a disposición de referentes de la comunidad judía para hacer lo que sea necesario para reparar este daño que jamás fue mi intención causar. Mil veces perdón».

A pesar de ello, el Consejo Profesional de Abogados de la primera Circunscripción expresaron su repudio por “los dichos antisemitas, de intolerancia religiosa y de profundo desconocimiento sobre la historia universal moderna marcada sin vuelta atrás por el genocidio contra el pueblo judío”.

Camino similar tomó el Colegio de Abogados de Sáenz Peña, desde donde se consideró que la publicación “denota por parte de su autora un nivel de intolerancia inusitado, que a su vez hace apología al genocidio contra el pueblo judío”.

Fuente: (Diario Chaco)