ChacoInfo

¿Se abre la transición? Macri llamó a Alberto Fernandez, luego de la contundente victoria del Frente de Todos

El candidato presidencial triunfador en las PASO habló de la conversación con el líder PRO y sostuvo que hay que “preservar la institucionalidad” para “ayudar” al mandatario a terminar su mandato, pero aseguró que él tiene que solucionar los problemas que generó. “Que los que vociferaron que nosotros éramos Venezuela se desdigan, generaron este caos”, le reclamó al oficialismo.



En el marco del descontrol del dólar, el riesgo país que crece y las distintas variables macroeconómicas que siguen deteriorándose después de la inacción del Gobierno post elecciones, finalmente el candidato presidencial triunfador en las PASO, Alberto Fernández, habló con Mauricio Macri tras su cambio discursivo y, luego de esa charla, el dirigente opositor pidió que el mandato del actual jefe de Estado termine en el momento estipulado y se mostró predispuesto a colaborar en esa misión.

“Hay que llegar al 10 de diciembre, el Presidente tiene que llegar y hay que hacer un esfuerzo todos para no hacernos más esta pregunta”, destacó el aspirante del Frente de Todos y contó que la charla de 15 minutos fue “franca y cordial”.

En conferencia de prensa, el candidato a Presidente del Frente de Todos contó que Macri le planteó su preocupación por la crisis económica.

“Le di mi opinión sobre lo que creía que estaba pasando, le manifesté mi voluntad de ayudarlo en lo que estuviera a mi alcance, teniendo en cuenta que sólo soy un candidato, no soy un presidente electo, y que el resorte del manejo de la economía lo tiene el Presidente”, aseguró. “Todos queremos preservar la institucionalidad y que transcurra en paz”, agregó.



“Le pedí que prime la condición de Presidente sobre la de candidato”, relató el ex jefe de Gabinete, que insistió en sus diferencias con el Gobierno y que su única coincidencia es que se ponga un freno a la crisis que generó Juntos por el Cambio: “No tengo muchos puntos de acuerdo con el Presidente, quizá el único, ahora, es que esta realidad no siga lastimando a los argentinos”.

De todas formas, el compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner evaluó la “compleja” situación en la que está Macri entre el rol de presidente y la campaña electoral y señaló que le pidió que prime la primera de las condiciones.

“Las medidas que ha resuelto hoy tienen que ver más con la necesidad de mostrar en campaña lo que no hizo antes y el contexto en el que lo hace es muy riesgoso”, analizó Fernández.

El candidato, que cosechó 47,65 % de los votos en las PASO, sostuvo que prefiere “no mirar para atrás para no seguir encontrando diferencias”, en referencia a las declaraciones de Macri en la conferencia del lunes pasado, en las que culpó al kirchnerismo por la nueva corrida cambiaria.

Sin embargo, Fernández pidió: “Que todos los que vociferaron que nosotros éramos Venezuela se desdigan, porque ellos fueron los que generaron este caos en el mercado internacional”.

Fue así que pidió, en relación las preguntas de la prensa sobre un posible adelantamiento de las elecciones y la entrega del gobierno antes de diciembre si se ratifica el resultado de las PASO en octubre: “Hay que llegar al 10 de diciembre, el Presidente tiene que llegar y hay que hacer un esfuerzo todos para no hacernos más esta pregunta”.

“¿Qué tengo que ver yo con todo lo que estuvieron diciendo? Ellos sembraron las dudas”, insistió el candidato del Frente de Todos y resaltó: “En los últimos 130 años del país hubo solo 5 años consecutivos de superávit fiscal, fueron mis años. Solo 5 años de superávit comercial, fueron mis años. En esos años salimos del default y pagamos la deuda”.

“Todos queremos que la economía se estabilice. Es parte de la lógica política que debatamos cómo tiene que ser el país. Nosotros entendemos que la gente respaldó nuestra propuesta porque queremos defender a la población, lo que no supone riesgos de caer en default, no pagar la deuda o no cumplir los compromisos asumidos”, continuó el postulante del Frente Todos desarmando la campaña del miedo macrista.

Fernández contó que el presidente lo llamó por la mañana, pero no pudo atenderlo porque “estaba dando clases en la universidad”, por lo que la esperada comunicación se concretó finalmente al mediodía. “Hemos podido romper una barrera que es la de hablar”, valoró el candidato y señaló que estará dispuesto a que Macri “llame las veces que quiera”.

“No hace falta que nos veamos, si que tengamos un diálogo franco y abierto permanente para ayudarnos. Él es el presidente, tengo toda la vocación de hablar y superar el trance, pero no puedo hacer nada”, señaló el ganador de las PASO e insistió que es Macri quien tiene “los resortes” del país para mejorar la economía.



Noticias Relacionadas