Categorias

Misión asteroides: asesor de Obama alerta del riesgo de que una gran roca choque contra la Tierra

Compartir en mis redes:

En teoría, una roca de 20 metros impacta en el planeta cada 100 años, y una de 40 cada 1.000. Por eso y para evitar amenazas aún mayores, la NASA prepara una misión para desviar asteroides.







«Tenemos que ser más listos que los dinosaurios». Estas palabras fueron pronunciadas por John Holdren, director de la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca, durante un encuentro de la NASA para preparar la «Asteroid Redirect Mission» (ARM): una iniciativa cuya finalidad será desviar en el futuro a un asteroide de su ruta de colisión frente a la Tierra.

«Este es el peligro que hizo sucumbir a los dinosaurios, hace 65 millones de años», reiteró el asesor, tal como ha recogido «Space.com». Pero a pesar de todo, en su opinión el mundo es aún vulnerable a un gran impacto, y esto podría poner a la humanidad en serios apuros.

«Aún no estamos preparados, pero estamos en el camino conseguir mucho más», alentó.

Hacerlo es imperioso. Holdren recordó que en febrero de 2013 un «pequeño» meteorito de 20 metros dejó 1.200 heridos en Chelyabinsk. Y que un siglo antes, un meteorito mayor, de unos 40 metros, provocó una gran explosión en el llamado evento de Tunguska que dejó arrasados 2.000 kilómetros cuadrados de un bosque de Siberia. Por fortuna, cayó en un área despoblada.

 «Sabemos que esto es lo que pasa», dijo Holdren. En concreto, los impactos de la categoría de Chelyabinsk ocurren una vez cada cien años. Los del tipo de Tunguska pasan una vez cada milenio.







«Pero si queremos ser una civilización tan capaz como nos permite nuestra tecnología, necesitamos prepararnos incluso para esos raros eventos, porque pueden hacer mucho daño a la Tierra».

El peligro que acecha

La NASA y otras agencias tienen una red bastante eficaz de seguimiento de objetos potencialmente dañinos, los llamados «Near Earth Objects», o NEOs, y ya han catalogado cerca de 1.000 de estas amenazas.

Pero de momento no hay ningún recurso de eficacia probada para desviar a un asteroide de su ruta de colisión. Y es ahí donde puede tener importancia la «Asteroid Redirect Mission».